Acciones de hidrógeno: aire limpio para el parqué

Inversores nacionales e internacionales premian a las compañías que apuestan por este tipo de energía

Inflamable, sin olor ni color, transportable, sostenible, no metálico, no se puede diluir en agua y en palabras de Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo del pacto verde europeo, “la energía estrella en todo el mundo” y “pieza clave del rompecabezas para lograr una economía libre de carbono”.

Hablamos del hidrógeno. A partir de él se puede obtener energía eléctrica, mecánica y térmica con cero emisiones de CO2.

Además, como detalla Vicki Moore, de Taylor Hopkinson, en el blog de la consultora especializada en energías renovables y  captación de talento para el sector enegético, “permite integrar renovables de forma eficiente, distribuir energía y descarbonizar los sectores que producen más emisiones".

"Además, su capacidad de almacenamiento durante largos periodos de tiempo permitirá amortiguar los desajustes entre producción y consumo de energía”.

Paso adelante de la UE

Tal es así que en julio del pasado, la Unión Europa, daba un paso adelante en una estrategia que tiene como objetivo generar un hidrógeno 100% renovable y que prevé la instalación de 40 gigavatios de electrolizadores que produzcirán 10 millones de toneladas de hidrógeno a partir de energía eólica y solar hasta 2030.

Es más, el objetivo es llegar a 2024 habiendo instalado un mínimo de seis de dichos gigavatios para producir un millón de toneladas de hidrógeno renovable.

Publicidad

Alineados con esta estrategia europea, las empresas españolas se han puesto manos a la obra. Endesa, Iberdrola, Enagas y CAF son algunas de las compañías que ya están desarrollando iniciativas a impulsar el uso de este tipo de energía.

Publicidad

Los proyectos de Iberdrola

Entre los ejemplos más recientes se encuentra el de Iberdrola que presentaba la pasada semana al Ministerio de Transición Ecológica 53 proyectos para la instalación de una potencia de 1GW de electrolizadores que movilizará una inversión de 2.500 millones de euros -el 25% de todo el objetivo nacional-.

Un paso más de la compañía de Ignacio Galán, en su apuesta por esta energía limpia, que se suma al proyecto de construcción de la mayor planta de hidrógeno verde para uso industrial en Europa y que se ubicará en Puerto Llano (Ciudad Real).

Una iniciativa en la que se han invertido 150 millones de euros y que evitará la emisión de 39.000 toneladas de CO2 cada año.

Publicidad

Endesa invertirá 2.900 millones de euros

Endesa, por su parte, también presentaba a principios de mes un portfolio de 23 proyectos de hidrógeno renovable para poner en marcha 340MW de potencia en electrolizadores. Para ello, la energética destinará 2.900 millones de euros.

Apuestas que, por el momento están resultando bien acogidas por los inversores, de hecho, las acciones de Iberdrola cotizaban en máximos de hace un año el pasado lunes, cuando se alcanzaron los 12,329 euros.

Con respecto a la energética que preside José D. Bogas, también se recuperaban a principios de mes, hasta los 21,82 euros.

Publicidad

El efecto Biden

Fuera del mercado nacional, tras la entrada de Joe Biden en la Casa Blanca, “las acciones relacionadas con las energías renovables se han disparado en bolsa, entre ellas de manera muy fuerte aquellas vinculadas al hidrógeno verde, tanto dentro del sector de vehículos como de baterías, de fabricación de material relacionado con este elemento” explica Enrique Moris, trader y fundador de Tradeando.net.

Moris hace referencia en concreto al caso de Plug, cuya capitalización se ha multiplicado casi un 500% desde septiembre de 2020. “Todo este tipo de empresas han tenido un boom muy importante, convirtiéndose en empresas con una gran capitalización, especialmente a finales de año”, añade.

A este respecto, y en el caso del mercado europeo alude al potencial de Iberdrola, en el IBEX, Air Liquide y Siemens Energy, en la Bolsa de París.

El combustible del futuro

Entre las múltiples aplicaciones del hidrógeno está la que afecta a la automoción. De hecho, muchos hablan de que será el combustible de futuro, “si se hacen la cosas bien será la alternativa a la actual movilidad sostenible, la eléctrica”, explica May López, prefesora de OBS Business School y directora de desarrollo en Empresas por la Movilidad Sostenible.

Más aún si hablamos del transporte pesado y de larga distancia donde “va a ser decisivo”. De hecho, Hunday, entregaba en julio del año pasado 10 camiones de hidrógeno de gran tonelaje en Suiza con autonomía de 400 kilómetros.

Publicidad

Volvo y Mercedes, también avanzan en varios acuerdos para que de aquí a 2023 empiecen a rodar este tipo de vehículos por las carreteras europeas. 

El primer tren de hidrógeno

En España tenemos el caso de CAF, que trabaja en el primer tren de hidrógeno europeo y que la pasada semana anunciaba que en los próximos dos años suministrará 50 autobuses para Austria y Países Bajos a través de su filial Solaris, hecho que premiaron los inversores y que quedó reflejado en el incremento de sus acciones hasta los 38,450 euros (uno por encima de la jornada anterior).

No obstante, la portavoz de Empresas por la Movilidad Sostenible, advierte “este es un camino de largo recorrido”. Pensemos, por ejemplo, que se necesitarán infraestructuras, entre ellas gasolineras -actualmente sólo hay una en España-. 

“No olvidemos que hasta la firma del Pacto Verde Europeo no se impulsó este tipo de energía, y que hasta diciembre del año pasado no se empezó a hablar de estrategia. Estamos partiendo de cero, pero tenemos todos los mimbres para que la movilidad por hidrógeno sea una realidad y, además, sea una realidad asequible”.

En portada

Noticias de