Subasta del Tesoro: la rentabilidad de los bonos se frena  

El Tesoro coloca bonos a 3, 5, 15 y 30 años con una caída de la rentabilidad, en consonancia con la moderación en las expectativas de subidas de los tipos de interés del BCE

El Tesoro colocó este jueves 6.441 millones de euros en bonos y obligaciones a 3,5,15 y 30 años en una subasta en la que la rentabilidad de las emisiones cayó ligeramente frente a anteriores colocaciones del mismo tipo, una circunstancia que podría tener que ver con la moderación de las expectativas de subidas de los tipos de interés del BCE. 

Específicamente, el Tesoro colocó 1.686 millones de euros en bonos a 3 años, con vencimiento a mayo de 2026, cupón del 2,80 por ciento y una rentabilidad del 3,303 por ciento. 

Ese retorno sube respecto a la anterior subasta, que registró una rentabilidad media del 3,246 por ciento. Si bien, esta cota se sitúa por debajo de los niveles alcanzados en la subasta del 2 de marzo, cuando la rentabilidad media se cerró en el 3,433 por ciento. 

En cuanto a la demanda, el ratio de cobertura se situó en las 2,16 veces versus las 1,8 veces de la anterior emisión del mismo tipo, celebrada el pasado 15 de junio. 

Cae la rentabilidad de las obligaciones a 15 años 

Por otro lado, el Tesoro también colocó este jueves 1.576 millones de euros en obligaciones a quince años, con vencimiento en julio de 2039 y cupón del 3,9 por ciento. 

El interés se situó en el 3,726 por ciento, lo que implica una caída de la rentabilidad respecto a la anterior subasta, celebrada el 15 de junio pasado, en el 3,842 por ciento. 

Por su parte, el ratio de cobertura se situó en las 1,41 veces. 

Se recorta el interés en las obligaciones a 5 años 

Asimismo, el Tesoro también colocó 1.677 millones en obligaciones a abril de 2028 (vida residual de 4 años y 9 meses), con un cupón del 1,40 por ciento. 

Publicidad

El interés en este caso se cerró en el 3,137 por ciento, también ligeramente por debajo de la anterior emisión, el 15 de junio, en el 3,184 por ciento. La demanda se situó en 1,59 veces el volumen total de la oferta. 

Finalmente, el Tesoro también colocó 1.502 millones de euros en obligaciones a 30 años (vida residual de 27 años y tres meses), con un cupón del 1 por ciento.  

En este caso, el interés se situó en el 3,755 por ciento, por debajo del alcanzado en una subasta similar el 1 de junio (en el 3,978 por ciento); mientras que el ratio de cobertura se colocó en las 1,72 veces.  

El objetivo de la subasta se alcanzó sin problemas, pues estaba establecido entre los 5.500 y los 6.500 millones de euros, según informó el Tesoro en una nota de prensa. 

Las rentabilidades alcanzadas durante la subasta de este jueves, aunque están en línea con anteriores emisiones del mismo tipo, no han logrado batir los récords de los últimos meses, situándose por debajo de anteriores subastas. 

Esto podría interpretarse como un cambio de tendencia o, al menos, una pausa, hasta ver qué hace el BCE en la próxima reunión, que se celebrará el 27 de julio próximo. 

Y es que, aunque una subida adicional de 25 puntos básicos en los tipos de interés está más que descontada, los mercados anticipan que la presidenta de la institución, Christine Lagarde, evitará comprometerse con una subida adicional de los tipos en el mes de septiembre, a diferencia de lo que ocurrió en la anterior reunión, donde su voluntad de seguir subiendo los tipos fue clarísima. 

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Whatsapp | Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de