Variante delta. Los inversores descuentan que el crecimiento mundial toca techo

Los inversores buscan refugio en activos seguros, como el bono alemán, ante la expansión de la variante delta

La rentabilidad del bono alemán sigue a la baja. En concreto, se situó este lunes en el -0,43 por ciento (2 puntos básicos menos) muy cerca de los mínimos de hace cinco meses, alcanzados la semana pasada.

Los de los bonos caen bruscamente como consecuencia de la expansión de la variante delta. Y es que surge el temor de nuevas restricciones para frenarla, lo que golpearía a la economía.

Publicidad

Esta incertidumbre hace que los inversores busquen activos refugio, como los bonos, ya que descuentan que tanto el crecimiento a nivel mundial como la inflación tocan techo.

De hecho, los datos macro ya arrojan cierto deterioro económico.

A ello hay que añadir que también influyo el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de elevar el objetivo de inflación al 2 por ciento.

En la reunión del jueves, su presidenta, Christine Lagarde, añadió que los tipos se mantendrían bajos hasta alcanzar ese objetivo de manera duradera, hasta 2024.

Publicidad
Publicidad

El comportamiento del resto de bonos europeos

El descenso de la rentabilidad del bono alemán no fue el único, puesto que los  rendimientos del papel a diez años de la mayoría de los países de la zona del euro con mejor calificación registraron caídas similares.

En el caso del italiano firme un descenso del 1,58 por ciento hasta el 0,621 por ciento, mientras que el español también cede levemente hasta el 0,26 por ciento.

En el caso del francés, registra una caída del 13 por ciento, hasta el –0,08 por ciento.

El bono americano también cotiza a la baja.

En concreto, los bonos del Tesoro de los Estados Unidos también subieron, impulsando sus precios y los rendimientos a la baja, hasta situarse en el 1,23 por ciento.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de