Las cuatro ventajas de invertir en letras del Tesoro

La subida de la rentabilidad de la deuda de más corto plazo del Estado ha provocado un súbito incremento de la popularidad de este activo

Los ahorradores conservadores están de enhorabuena. Si hace apenas un año carecían de opciones de bajo riesgo para depositar sus ahorros, su situación ha mejorado considerablemente en los últimos meses. Uno de los productos más interesantes en ese sentido son las letras del Tesoro

Con los tipos del Tesoro español a un año rondando el 3 por ciento, de los que más pagan en Europa y con seguridad completa, es una jugada fácil y no me voy a complicar más”, explica Víctor Alvargonzález, socio fundador y consejero delegado de Nextepfinance. 

Publicidad

La visión de Alvargonzález es bastante compartida y, por ello, las letras se han convertido en los últimos meses en el instrumento financiero estrella para aquellos inversores caracterizados por su aversión al riesgo y su deseo de preservación del capital. 

Sube la demanda minorista por las letras del Tesoro 

Prueba de ello son las colas que se han podido ver en las sedes del Banco de España para acceder a la última subasta de letras del Tesoro, celebrada este martes. 

Pero, ¿qué son las letras del Tesoro? Básicamente, son “títulos de deuda pública a corto plazo emitidos por el Tesoro Público y que se utilizan para la financiación del Estado”, explica un reciente informe de Banco BIG.  

La principal diferencia de las letras del Tesoro frente a otros instrumentos de financiación como los bonos o las obligaciones son los plazos.  

Así, el Tesoro emite actualmente letras a 3, 6, 9 y 12 meses.  

Las cuatro ventajas de invertir en letras del Tesoro 

Las ventajas de invertir en letras ahora mismo, frente a hacerlo en cualquier otro tipo de instrumento financiero pueden resumirse en cuatro, según Banco BIG. 

Publicidad
Publicidad

La primera tiene que ver, precisamente, con los plazos. En concreto, las letras tienen un vencimiento de hasta un año (a partir de esa duración, los títulos de deuda son denominados bonos del Tesoro u obligaciones). 

"Eso da a los inversores un retorno relativamente rápido de la devolución de su dinero más los intereses generados. Además, las letras son emitidas con descuento”, apunta el informe de BIG. 

Esa corta duración permite, asimismo, tener el dinero inmobilizado durante poco tiempo y poder colocarlo en un producto más rentable dentro pocos meses (si los tipos siguen subiendo, como está previsto). 

Publicidad

Una relación de rentabilidad-riesgo atractiva 

La segunda ventaja tiene que ver con la rentabilidad golosa que ofrece este activo actualmente.

En concreto, "los intereses que están ofreciendo las letras del Tesoro se sitúan por encima del 2 por ciento de rentabilidad, la más alta desde el año 2012”, según banco BIG. 

Así, en el plazo de un año, la rentabilidad se acerca al 3 por ciento, aunque sin alcanzarlo (la subasta de este martes se quedó en el 2,813 por ciento). 

La tercera ventaja está relacionada con el hecho de que no hace falta tener una cantidad de dinero enorme ahorrada para poder acceder a este instrumento financiero. 

Publicidad

Específicamente, el importe mínimo para comprar letras del Tesoro es de 1.000 euros.  

En caso de querer invertir una cuantía superior, será necesario hacerlo a través de múltiplos de dicha cantidad. 

Una opción de bajo riesgo para el ahorrador conservador 

Finalmente, la última ventaja tiene que ver con el mencionado riesgo. 

Y es que "las letras del Tesoro se sitúan entre los productos con menos riesgo, debido a que la capacidad del Estado para la devolución y el pago de los intereses es muy alta”. 

En concreto, las emisiones españolas tienen una alta calidad crediticia (un raging A de Standard and Poor’s; un Baa1 de Moody’s y un A- de Fitch). 

En portada

Noticias de