El futuro de los bancos españoles

El director general del Banco de Inversión Global (BIG) en España, Arturo Perera, dibuja un escenario financiero con menos entidades y más especializadas

Después de una época convulsa de consolidación en el sector bancario tradicional, y con la amenaza de los neobancos perdiendo fuelle respecto a su fuerte irrupción de hace unos años, el futuro de la banca dibuja un escenario que, a ojos del director general del Banco de Inversión Global (BIG) en España, Arturo Perera, contará con entidades mucho más especializadas en sus servicios.

"Creo es que vamos a tener que profesionalizarnos y dedicarnos a lo que realmente sabemos hacer", apuntó Perera a su paso por los micrófonos de finanzas.com.

Publicidad

"Cuando te concentras en hacer una sola cosa y lo haces bien, el cliente ve el valor añadido que ello tiene. Entonces, seguirá habiendo entidades financieras, aunque por supuesto alguna consolidación más veremos, pero cada vez entenderemos que hay más entidades que están enfocadas en una cosa en particular, y es lo que hacen bien", añadió.

Un futuro donde la banca comparte a sus clientes

La lógica de Perera para apostar por este contexto de mercado para la banca, era sencilla.

A sus ojos, igual que existen algunas entidades que "siempre han buscado más el dar hipotecas, o dar préstamos", hay otras que especializarán aún más sus servicios, aunque eso les cueste no ser la primera opción de los clientes.

Publicidad

Es el caso, explicó Perera, de su propia empresa.

"Nosotros al final somos un banco de inversión y ahorro. Yo siempre digo que no somos el primer banco de las personas, y estoy de acuerdo en que las personas tienen que tener un banco donde puedan gestionar sus recibos, puedan pagar la nómina, las cosas del día a día... y después tienen que tener un banco donde invertir y ahorrar", afirmó.

Un segundo banco dedicado a estos menesteres que, lógicamente, Perera consideró que debía ser el suyo, pero que no le impidió enumerar los requisitos que deben cumplir todas las entidades, para dar un buen servicio a sus clientes.

Publicidad

"Las entidades financieras tienen que acercarse a los clientes, y tienen que empezar a alinear los intereses con ellos", indicó Perera.

"No hay que buscar la rentabilidad del banco, sino la rentabilidad de los inversores, y eso es lo que hará que los inversores estén con nosotros en el tiempo [...] Hay que alejarse de los productos e intentar entender mejor los objetivos", añadió.

Los deberes de la banca para alinear sus intereses con los de los clientes

Según Perera, alinear las necesidades de los bancos con las de los clientes pasa por una primera línea de acción muy sencilla, la de escuchar a los propios clientes.

"Lo más importante es entender que necesitan los clientes. No podemos ofrecerles productos, sin entender realmente cuáles son sus objetivos, y cada uno tiene unos objetivos distintos", detalló el director general del Banco de Inversión Global en España.

Publicidad

"Entonces el alinearse es ponerse al lado de la mesa del cliente y primero preguntar, y cuando hayas entendido, pues entonces ya puedes ofrecer", matizó.

Una tarea de adaptación y modernización de los bancos en la que el experto consideró que no solo debían implicarse las propias entidades financieras, sino también las instituciones reguladoras.

"Los reguladores nos tienen que obligar a las entidades financieras a que demos la talla", aseguró Perera.

Publicidad

Una exigencia que, en opinión del ejecutivo, es necesaria porque el sector bancario, al igual que el resto del mundo, está en constante cambio.

Un cambio constante que pone sobre cada vez pone sobre la mesa una mayor oferta de productos, obligando a que las personas, "o estamos activas y nos vamos actualizando, o al final nos quedamos obsoletos".

En portada

Noticias de