Los bancos batallan por la clientela

En medio de la tempestad en los mercados, originada por el desencuentro entre Grecia y la Unión Europea, las entidades financieras españolas han iniciado una inesperada batalla por la clientela que ha cogido a algún banco a contrapié. Ha sido el Santander el que, tras la buena experiencia con un similar producto en el Reino Unido, ha lanzado en España una cuenta que pretende, fundamentalmente, conseguir nuevos clientes y fidelizar todavía más a los antiguos con una buena retribución y regalo de acciones de la entidad a cambio de que contraten nuevos productos o utilicen más los que ya poseen. Retribuir con un 3 por ciento el saldo superior a los 3.000 euros y hasta los 15.000 no es mala cosa para los que puedan permitirse un saldo alto, aunque sea a cambio de una comisión del 3 por ciento mensual.

El BBVA ha dado rápida respuesta con un depósito y el resto de las entidades se ha dado un plazo para ver el efecto que tiene sobre su clientela. En cualquier caso, se observa un cierto gesto de malestar en las entidades financieras por esta batalla que puede beneficiar a la clientela, pero poner a los bancos españoles un nuevo hándicap. 

Siguen sin ser buenos tiempos para la banca que, si se mantienen los bajos tipos a medio plazo, se encontrarán con nuevas dificultades. Es difícil hacer negocio cuando los tipos están tan bajos como ahora y lograr un margen de rentabilidad es casi imposible. Pero es bueno estar atento a estas batallas para sacarle el mayor rendimiento.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.