Wall Street contraataca: ya iguala la rentabilidad de Europa en el año

El S&P 500 sube un 18 por ciento, mientras que el Euro Stoxx 50 escala un 17,5 por ciento en este 2021 que, pretendidamente, iba a ser el año de la bolsa europea

Wall Street ya iguala la rentabilidad de la bolsa europea en lo que va de año. En concreto, el S&P 500 firma una subida anual del 18 por ciento, que supera ligeramente el 17,5 por ciento que se anota el Euro Stoxx 50 en el ejercicio.

Aunque el tecnológico Nasdaq y el Dow Jones se quedan por debajo (su retorno se sitúa en el 15 por ciento anual), lo cierto es que este sorpasso viene a contradecir las múltiples opiniones de gestores y expertos de la industria de la gestión de activos que habían afirmado (siempre con todas las cautelas) que 2021 estaba destinado a ser el año de la bolsa europea.

Publicidad

De hecho, así lo había sido en los primeros meses del ejercicio, pero Wall Street no es una monarca fácil de destronar y, como en muchas otras ocasiones en el pasado, ha hecho valer su peso para recuperar el liderato de los mercados, de modo que pocos índices hay ahora mismo que superen ese 18 por ciento de rentabilidad.

¿Vuelve la reina de la bolsa?

Y es que hay que recordar que, históricamente, Wall Street suele hacerlo mejor que las bolsas europeas debido a la composición de su mercado, plagado de enormes conglomerados tecnológicos en vías de expansión.

En contraste, en Europa destacan las empresas cíclicas, de negocios maduros y menos innovadores.

“La bolsa norteamericana en pocas ocasiones tiene rentabilidades inferiores a la europea”, recuerda Sergio Ávila, de IG Markets.

Publicidad

En todo caso, Ávila cree que Europa todavía tiene una ocasión de mejorar su evolución respecto a Wall Street: “El mercado está descontando que las medidas de estímulo pueden finalizarse antes en Estados Unidos que en Europa y ahí aun le puede seguir quedando recorrido a los índices del Viejo Continente”.

Wall Street no las tiene todas consigo para terminar el año líder

Lo mismo opina Miguel Momobela, analista de XTB: “Si bien es cierto que los principales índices (S&P 500, Nasdaq, Dow Jones) han cotizado muy cerca de sus últimos máximos históricos, alcanzando ya los niveles de rentabilidad de algunas plazas europeas, la evolución de la renta variable en el Viejo Continente aún no ha llegado a su fin”.

“Dentro de los mercados de renta variable fuera de Estados Unidos, creemos que las acciones presentan atractivo porque pueden ofrecer a los inversores crecimiento con una valoración más atractiva. No sólo el sector tecnológico no estadounidense cotiza con un descuento de dos dígitos con respecto al sector tecnológico estadounidense, sino que áreas de innovación clave, como la automatización de procesos empresariales, el comercio electrónico y las plataformas de comunicaciones como servicio pueden adquirirse con descuentos importantes con respecto a sus homólogos estadounidenses”, apuntan por su parte en la gestora americana Alger (afiliada a La Française).

Publicidad

Lo ideal es combinar ambas bolsas

Si bien, Ávila cree que no hay que ser excluyente sino “seguir estando en ambas bolsas mientras las políticas monetarias sigan siendo expansivas”. Eso sí, “siendo muy selectivo en los valores que se entra a los dos lados del Atlántico”.

“La evolución actual en suelo americano no implica pérdida de oportunidades en suelo europeo, siempre que los datos macro y la gradual mejora de las previsiones económicas continúen traduciéndose en buenas noticias”, coincide Momobela.

Publicidad
En portada

Noticias de