Wall Street cierra una semana de gran volatilidad e incertidumbre

Wall Street cerró una semana de gran volatilidad que hoy tuvo un final suave, pero no exento de los movimientos[…]

Wall Street cerró una semana de gran volatilidad que hoy tuvo un final suave, pero no exento de los movimientos propios de la montaña rusa en que viven los inversores, puesto que los indicadores empezaron la mañana en verde, a media sesión se fueron a rojo y cerraron mixtos.

El Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendió un 0,33 % y retrocedió 76,42 puntos, hasta los 23.062,40 enteros, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 0,12 % o 3,09 puntos, hasta los 2.485,74.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, donde cotizan los principales grupos tecnológicos, subió, por su parte, un leve 0,08 %, 5,03 puntos, hasta alcanzar los 6.584,52.

Las acciones perdieron fuerza en la última hora de negociación del viernes tras una semana de drásticos cambios en Wall Street que ponen de relieve la incertidumbre de los inversores hacia 2019.

Los tres principales índices de Estados Unidos subieron al menos un 2,7% esta semana, rompiendo una racha de tres semanas perdidas.

A pesar de las ganancias, todos los índices están listos para presentar pérdidas anuales por primera vez desde 2008, mientras que el Dow y el S&P 500 están en camino de su peor diciembre desde 1931.

A pesar del repunte de esta semana, los analistas siguen siendo cautelosos sobre las perspectivas de los mercados de valores para el nuevo año.

Existen muchas preocupaciones encima de la mesa. De entrada hay un cierre parcial del Gobierno de EE.UU., que se espera que continúe en enero, por la falta de acuerdo presupuestario entre republicanos y demócratas.

Publicidad
Publicidad

También preocupa una desaceleración de la economía y la política monetaria de la Reserva Federal, que subió en hasta cuatro ocasiones los tipos de interés este 2018.

Los inversores obtendrán más pistas sobre la salud de la economía de EE.UU. la próxima semana, con datos que incluyen el informe del estado del empleo y las cifras sobre fabricación.

Si los datos de fabricación confirman una pérdida de impulso en diciembre, es probable que esto ponga más nerviosos a los inversores sobre el crecimiento económico, dijo a la CNBC Tom Essaye, presidente de Sevens Report.

Publicidad

.

En portada

Noticias de