Se acabaron las alegrías

Si la Bolsa encontró el suelo en torno a los 6.800 puntos, el Euríbor también parece haber encontrado ese punto[…]

Si la Bolsa encontró el suelo en torno a los 6.800 puntos, el Euríbor también parece haber encontrado ese punto a partir del cual es poco probable que ceda más posiciones: el 1,5%. El indicador hipotecario cerrará mayo en torno al 1,6% su cuota más baja de los últimos meses y una cifra nunca antes registrada. No haga muchos más cálculos. Con los tipos de interés anclados en el 1%, es poco probable que el Euríbor ceda mucho más terreno.

Si le toca revisar hipoteca en los próximos meses, sí es el momento de intentar cambiar de entidad financiera. Las ofertas hipotecarias que realizan bancos y cajas se centran casi en exclusiva en la captación de clientes de otras entidades. Lo más conveniente: que asuman los gastos de la subrogación (notario, gestoría e incluso comisión de cancelación anticipada), porque si no, de poco le valdrá que le reduzcan el diferencial.

Si está a punto de embarcarse en una aventura inmobiliaria, hágalo con mucho cuidado. El Euríbor es un arma de doble filo con la que no se puede jugar. Pero se le puede poner coto: determinadas vinculaciones con su entidad para que le reduzcan el diferencial, saber decir "no" a las cláusulas túnel (ésas que limitan la caída del indicador) y, en la medida de lo posible, una revisión semestral para evitar bruscos cambios de mensualidad de año en año.

En portada
Publicidad
Noticias de