Renovación

La Bolsa española ha conseguido casi en solitario, a diferencia de la mayoría de plazas de Europa, terminar la jornada en positivo, con un alza del 0,95 %, con la que ha logrado renovar sus máximos desde mayo, por encima de los 9.100 puntos (9.101,10).

Aunque, el Banco Central Europeo (BCE) ha desencantado a los inversores decidiendo posponer la puesta en marcha de nuevos estímulos para impulsar la economía, el principal selectivo nacional, el IBEX 35, ha conseguido mantenerse a flote con el apoyo de la banca y la mayoría de los grandes valores.

El BCE no ha hecho ninguna leve insinuación sobre si se deja en el cajón, para sacar a finales de año, algunas medidas como la ampliación del programa de deuda corporativa más allá de marzo de 2017.

Un hecho que ha decepcionado al mercado tal y como han asegurado todos los expertos, que no obstante, han reconocido que en esta ocasión, la reunión del BCE no había despertado tanto interés, ya que se esperaba que el organismo dejara sin cambios los tipos.

Pese a ello, el mercado nacional amaneció cauto, con leves ganancias que no obstante, eran suficientes para consolidar los 9.000 puntos, un nivel muy ansiado y en el que no cotizaba desde el pasado 31 de mayo, y que por fin, logró superar ayer.

Pese a que las dudas sobre lo que pudiera anunciar el BCE sí se habían instalado en Europa, donde algunos mercados cotizaban en negativo, el IBEX 35 fue de menos a más.

Superaba los 9.100 puntos a mediodía con el impulso de la banca y los grandes valores, y animada también por la mejora del precio del crudo.

Con este colchón, se conocía que el BCE no tocaba ni un ápice su política monetaria y mantenía los tipos de interés en el mínimo histórico del 0 % en un momento de incertidumbre política en Europa, cuyas previsiones económicas no obstante, ha elevado para 2016.

Tras la rueda de prensa del presidente del BCE, Mario Draghi, la Bolsa española dudó y se desinfló, pero logró recomponerse.

De esta manera, el mercado ha conseguido desligarse de la tendencia negativa de parte de Europa, donde las plazas del Viejo Continente se han visto también afectadas por la apertura a la baja de Wall Street.

En EEUU, hoy se ha conocido el dato de las solicitudes semanales de subsidio de desempleo que han bajado a su nivel más bajo en meses, y que hacen pensar a los inversores que este hecho puede llevar a la Reserva Federal de EEUU (Fed) a subir los tipos.

Pese a todo ello, la Bolsa española ha seguido su camino y ha cerrado al alza, aupada por la banca y la mayoría de los grandes valores.

En concreto, de ellos, Santander ha subido el 2,25 %; Telefónica, el 2 %; BBVA, el 1,66 % y Repsol, el 1,35 %; mientras que Inditex ha cedido el 0,66 % e Iberdrola, el 0,52 %.

IAG, con una revalorización del 3,47 % ha sido el valor más alcista del IBEX 35 y, ArcelorMittal, con un retroceso del 1,33 %, ha sido el que más ha bajado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.