BNY Mellon IM: «La banca, el lujo y las infraestructuras nos gustan para 2022»

El director general para Iberia y Latam de BNY Mellon IM, Ralph Elder, es optimista sobre 2022. Mejor ser selectivos y flexibles, asegura en esta entrevista

¿Cuáles son sus perspectivas macro para la economía global en 2022?

Es la pregunta del millón. Hay varios factores que nos llevan a ser medianamente constructivos. Primero, la eficacia de las vacunas, que va a mantener abiertas las economías. Es cierto que los casos de Covid-19 están subiendo, pero las vacunas van a impedir un retorno a 2020, cuando el 30 por ciento de la población mundial estuvo encerrada en algún momento.

Publicidad

Y, si mantenemos las economías abiertas, vamos a seguir viendo apetito en el consumo, que va a vivir un segundo impulso en el medio plazo, cuando se resuelvan los problemas de suministro.

Por otro lado, los resultados de las empresas están saliendo bien y eso va a seguir apoyando la recuperación. Asimismo, hay que añadir un factor clave: el sector financiero, que en 2008 fue uno de los grandes problemas, ahora es una de las potenciales soluciones.

Los bancos están más saneados y bien posicionados para prestar dinero a las empresas. Por último, seguimos en un entorno de apoyo por parte de los bancos centrales. Se van a retirar algunos estímulos, pero no vemos un drenaje total en el corto plazo.

En 2022, con tantas variables inciertas, hay que tener una gestión dinámica y no generalizar. Con todo, seguimos apoyando la renta variable

Ralph Elder

¿Cuáles son los riesgos que vislumbran?

Publicidad
Publicidad

Hay varios. Uno de ellos es la inflación y, concretamente, si es transitoria o sostenida en el tiempo. Nuestra visión es que ni una cosa ni la otra. Hay presiones transitorias, como la falta de suministros o de mano de obra, que se resolverán en el medio plazo.

Pero también hay otras más sostenidas en el tiempo, empezando por la transición energética, que es positiva para el clima pero que genera costes para las empresas que son inflacionarios. También van a proseguir los elevados precios de la energía.

En suma, vamos a tener una inflación más baja que en 2021 pero más alta que en los últimos años. Eso es algo que tenemos que tener en cuenta cuando evaluamos los activos.

En ese contexto, ¿qué clases de activo tienen más recorrido y cuáles menos, a su juicio?

En 2022, con tantas variables inciertas, hay que tener una gestión dinámica y no generalizar. Con todo, seguimos apoyando la renta variable. No esperamos el mismo recorrido que en 2021 pero, si elegimos bien las apuestas, es un activo a tener en cuenta. En cambio, es difícil ver la renta fija de manera positiva en entornos inflacionarios.

Publicidad

En todo caso, sí hay opciones en ciertas partes del mercado de renta fija. Y luego están los alternativos, la inversión en energía renovable, la apuesta por ciertas áreas de consumo o los proyectos de infraestructuras que vemos interesantes.

En una cartera diversificada de renta variable, ¿qué zonas geográficas les gustan más?

Preferimos tener una visión lo más amplia posible. En renta variable buscamos ideas que nos gusten, que puedan añadir valor, pero mirado desde un punto de vista global.

Por ejemplo, el sector financiero en un entorno inflacionario, el consumo de lujo o las infraestructuras son ideas que nos pueden gustar.

Publicidad

Un área que nos gusta para el futuro es la parte de la inversión responsable en renta fija

Ralph Elder

Y qué pasa con la renta fija, ¿va a ser 2022 un año tan complicado como este?

Si miramos la deuda de gobiernos no nos podemos olvidar de que estamos en un escenario con distintas velocidades de recuperación. Por eso, es cada vez más importante, especialmente en renta fija, ser flexible y buscar esas ideas. En resumen, vemos los bonos de gobierno con mucha cautela, al menos en el corto plazo.

En deuda corporativa, hay que mirar mucho el balance de las empresas, el endeudamiento y la liquidez que tienen para seguir pagando esa deuda. Más allá de eso, un área que nos gusta para el futuro es la parte de la inversión responsable en renta fija.

Es una oportunidad para presionar a las empresas, castigar a las que no nos gustan y premiar a las que nos gustan ofreciéndoles nuestro dinero para sus bonos más verdes.

Es un área interesante junto con las agencias involucradas en proyectos de infraestructura. Hay áreas de interés pero tenemos que tener mucho cuidado. Y eso también vale para los bonos emergentes.

Publicidad

¿Podría compartir alguna idea de inversión para inversores conservadores?

Bonos municipales ligados a infraestructura. Suena raro para inversores europeos pero nuestro fondo BNY Mellon Municipal Infrastructure Debt invierte pensando en el entorno en el que estos fondos lo hacen bien.

Suelen funcionar en mercados donde suben los tipos o los impuestos. Para el cliente que está buscando alternativas a la renta fija puede ser una opción interesante.

El BNY Mellon Blockchain Innovation Fund es el único fondo de gestión activa que invierte en blockchain, una temática revolucionaria

Ralph Elder

¿Y para inversores más agresivos?

Tiramos por las ideas temáticas en renta variable. El BNY Mellon Blockchain Innovation Fund es el único fondo de gestión activa que invierte en blockchain, una temática revolucionaria que muchos analistas piensan que puede ser como el nacimiento de Internet en su momento. Y otra temática es la movilidad.

El BNY Mellon Mobility Innovation se centra en la necesidad que tenemos de cambiar nuestros hábitos de movilidad tanto por seguridad como por emisiones o por pura conveniencia.

En portada
Publicidad
Noticias de