Quinto paso atrás: el Ibex-35, por debajo de los 8.700

bolsa_cae

Nuevo descenso en los mercados de renta variable europeos. El selectivo español comenzó la jornada en positivo, pero a partir de las diez de la mañana entró en números rojos, para marcar mínimos del día en los 8.660 puntos pasadas las tres y media de la tarde. Remontó un poco desde ahí, pero por poco tiempo. Al cierre, el indicador daba un último cambio en los 8.654,3 puntos, lo que supone un recorte del 1,26%. Se trata de su quinta sesión consecutiva de descensos, con lo que su caída en el año es ya de un 9,32%. 

La banca fue la principal razón de las caídas del selectivo español, con Santander y el Popular retrocediendo alrededor de un 2,45%, mientras que BBVA se dejó un 2,26%. Además, el Sabadell se dejó un 1,82%, mientras CaixaBank y Bankinter retrocedieron alrededor de un 1,20%. 

Entre los peores, también Grifols, que retrocedió un 2,06%. OHL, por su parte, se dejó un 1,85%, mientras Gas Natural cayó un 1,75%. Entre los grandes, además de los bancos, fuerte descenso para Telefónica, que perdió un 1,58%, porque cada vez es menos probable que sea capaz de vender O2 para reducir deuda. También Iberdrola e Inditex cayeron más de un punto porcentual, mientras que Repsol despidió la jornada con un recorte del 0,37%. 

En verde, Acerinox y ArcelorMittal encabezaron los ascensos, con ganancias de un 2,09% y de un 1,33%, respectivamente. Técnicas Reunidas también se anotó más de un punto porcentual. Bankia, Gamesa, Acciona, IAG, FCC y Mapfre completaron la lista de valores en verde. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Urbas encabezó los ascensos, con una subida del 9,09%. Después se colocó Solaria, con una revalorización del 4,88%. Ezentis, Azkoyen, Tubacex, San José y NH Hoteles avanzaron más de tres puntos porcentuales. En negativo, Realia fue el peor, con un descenso del 10,31%, seguido de los títulos "A" y "B" de Abengoa, que sufrieron pérdidas de un 5,19% y de un 6,19%, respectivamente. 

En el resto de Europa, afectó que los resultados no tuviera la fuerza suficiente como para reanimar al mercado. Fallaron los de la cervecera Anheuser-Busch, cuyos beneficios se colocaron por debajo de lo esperado por los analistas, así como los de BHP Billiton y los de Royal Dutch Shell. Aunque el selectivo español fue el peor índice europeo del día, también el Ftse 100 y el Cac 40 francés se dejaron más de un punto porcentual. El Dax alemán retrocedió un 0,99%. Bastante mejor se comportó el Ftse Mib de Milán, que despidió el día con un recorte del 0,17%. El único que se salvó de las pérdidas fue el PSI-20 de Lisoba, que se anotó un 0,18%. 

En el Eurostoxx 50 sólo se salvaron tres valores: Société Générale, que ganó un 1,68%, tras presentar sus números del primer trimestre, mientras que Siemens se apuntó un 1,39%, y Enel ganó un 0,21%. En negativo, el peor fue Orange, que se dejó un 3,86%. 

Datos macro mixtos

Las referencias económicas publicadas en la zona euro fueron mixtas. Por un lado, los índices de gestores de compras del sector servicios del mes de abril cumplieron más o menos expectativas, al igual que el indicador compuesto, que incluye también el sector industrial. Pero, por otro lado, las ventas al por menor del mes de marzo decepcionaron en la zona euro, al crecer un 2,1% interanual, por debajo del 2,6% estimado, tras haber caído un 0,5% en tasa mensual. 

También en Estados Unidos las cifras fueron mixtas. Por un lado, decepción en el informe de empleo privado de la agencia ADP, según el que durante el mes de abril se crearon sólo 156.000 nuevos puestos de trabajo, por debajo de los 195.000 esperados. Pero la productividad no agrícola cayó un 1%, cuando el mercado esperaba un descenso del 1,3%. Además, el índice de gestores de compras del sector servicios batió expectativas, al igual que las cifras de pedidos de fábrica. La referencia más importante de la semana será el viernes, cuando se conozca el informe oficial de empleo. Se espera que la tasa de paro haya bajado hasta el 4,9% desde el 5% actual, tras haberse creado 200.000 nuevos empleos en la economía no agrícola. 

El tipo de cambio euro-dólar se mantuvo estable a las puertas del nivel de 1,15 unidades. En el mercado de deuda, estabilidad en las deudas más defensivas, la americana y la alemana, mientras que el rendimiento de los títulos españoles a diez años subía desde el 1,57% hasta el 1,59%. Con ello, la prima de riesgo de la deuda española se ampliaba desde los 137 hasta los 139 puntos básicos.

Quizás ni el euro se fortalecía ni las rentabilidades de los bonos caían con fuerza debido a las declaraciones de dos miembros de la Reserva Federal norteamericana, Dennis Lockhart, de Atlanta, y John Williams, de San Francisco, advirtieron de que son partidarios de una subida de tipos en la reunión de junio. Y eso que el mercado sólo otorga una probabilidad del 10% a una subida de tipos de interés el mes que viene. 

En el mercado de materias primas, cuarta sesión consecutiva de recortes para el barril de Brent. En la sesión de hoy, retrocedía al cierre un 0,18% y se alejaba de los 45 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, en cambio, subía un 2,5%, hasta los 44,76 dólares. 

Recortes también para la onza de oro: caía medio punto porcentual al término de la sesión europea, hasta los 1.280 dólares la onza.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.