Mercados

¿Qué les pasa a ArcelorMittal y Acerinox, que no remontan?

Los analistas, aunque no se muestran del todo entusiastas, creen que puede estar gestándose una oportunidad en el sector. Antes de tomar decisiones, sin embargo, hay que vigilar las noticias que vengan de China y EE.UU., así como del mercado de materias primas, que es el que marca la evolución de estas compañías. 

Hallan_el_cadáver_de_un_directivo_de_ArcelorMittal_en_México_0

ArcelorMittal rondaba los 26 euros en el mes de febrero, de acuerdo con sus precios tras el contrasplit, lo que suponía una rentabilidad en el año del 25 por ciento. Ahora pelea por mantenerse sobre los 20 euros y pierde casi un 5% en el año. Acerinox, a principios de marzo, marcaba los 14 euros, lo que suponía una subida del 11 por ciento desde enero. Ahora ronda los 12,50 euros y ha puesto un pie en los números rojos anuales. ¿Qué ha ocurrido para que, mientras el Ibex-35 no haga más que marcar máximo tras máximo, las dos acereras hayan perdido fuelle con tanta intensidad?

Iván San Félix, de Renta 4, recuerda el extraordinario comportamiento de ambas el año pasado, lo que les llevó a alcanzar precios exigentes. Pero quizás la causa más inmediata de su descenso ha sido la debilidad de las materias primas por la menor demanda de China, al tiempo que su producción se ha incrementado más de lo esperado para un país que se supone, como apunta Eva del Barrio, de Bankinter, estaba reduciendo capacidad. Además, ello coincide con la publicación de unas cifras de actividad industrial un poco decepcionantes en el gigante asiático. 

«En el sector hay sobrecapacidad, tanto en el acero inoxidable como en el acero de carbono, por eso, la bajada de la demanda tiene un efecto más importante en los precios», comenta San Félix. Como recuerda Eva del Barrio, el hierro ha caído un 28 por ciento en lo que va de año, mientras que el cobre y el níquel han retrocedido un 8 por ciento cada uno. «Puede haber habido un proceso de toma de beneficios pues dichos metales se revalorizaron un 81, un 18 y un 14 por ciento, por ese orden, en 2016», afirma del Barrio. 

Según Francisco Rodríguez, analista de Banco Sabadell, si la causa de la caída hay que atribuirla a las dudas sobre la situación de la economía de China, éstas vienen y van, y no parecen estar muy fundadas, al menos, por ahora. Pero sí reconoce la situación de vulnerabilidad del sector (afirma que es un problema sectorial a nivel global, no centrado en las compañías españolas) ante las malas noticias, debido a su excelente evolución reciente. 

Según César Sánchez-Grande, de Ahorro Corporación, la caída de los precios de las materias primas no es tan importante como para afectar a los fundamentales de las compañías, debido, por un lado, a que la demanda final, pese a todo, sigue siendo sólida, y a las medidas anti-dumping adoptadas tanto en Estados Unidos como en Europa. Así, en su opinión, las noticias que llegan de China sí hubieran sido preocupantes hace dos o tres años, porque entonces no había medidas contra las importaciones anormalmente baratas que pusieran un suelo a los precios. 

También es cierto que las caídas de las compañías más cíclicas vienen de un poco antes. ¿Tiene que ver Donald Trump con esto?, ¿es que existe cierta decepción porque aún no haya noticias sobre su multimillonario plan de infraestructuras, porque incluso esté en riesgo su propia presidencia? Sánchez-Grande recuerda que justo el día en que Trump mostró el borrador de su plan fiscal, US Steel cayó un 28 por ciento. Y Eva del Barrio apunta que ha perdido fuerza el escenario de reflación/inversión en infraestructuras de Trump y ello ha tenido su influencia en la evolución del sector en bolsa. Pero no hay que olvidar que, según Sánchez-Grande, la exposición a EE.UU. de ambas empresas, aunque mayor en el caso de Acerinox, es algo favorable para las dos, debido a que el proteccionismo en el país puede ir a más, es decir, extenderse a más países; a las bajadas de impuestos prometidas; a lo que se puede añadir ese plan de infraestructuras del que aún no se tienen noticias. Y, pese a las dudas, como aclara San Félix, Acerinox ya está operando a plena capacidad en EE.UU. aún sin el anuncio de las inversiones que realizará Trump. Aunque, en su opinión, éstas le pueden venir incluso mejor a Arcelor, porque se requerirá mucho acero. 

¿Una oportunidad?

Pero, ¿está surgiendo una oportunidad en estas compañías? En realidad, hay diversidad de opiniones. Por un lado, Eva del Barrio comenta: «Los precios del acero están planos después de haber subido el 60 por ciento el año pasado. Así las cosas, los resultados empresariales de estas dos compañías serán buenos en la primera mitad del año. Los de Acerinox del primer trimestre ya se han publicado y fueron espectaculares, y los de Arcelor, que se publican el viernes, 12 de mayo, se espera que también sean sólidos. El quid de la cuestión está en las expectativas para los trimestres venideros y ahí la clave está en el precio de las materias primas». En este sentido, respecto a Acerinox, Del Barrio cree que puede recuperarse, aunque para ello es clave que el níquel cotice en la banda 9.500/10.500 dólares por tonelada, frente a los actuales 9.150 dólares. 

Para Ángel Barandalla, de Norbolsa, ambas, incluso después de las caídas, siguen muy cerca de sus precios objetivos (los sitúa en los 12,70 euros para Acerinox y en los 8 euros para ArcelorMittal), por lo que quizás aún no haya llegado el momento para entrar. También desde Gesconsult Gonzalo Sánchez se inclina por la cautela.
En cambio, tanto para Sánchez-Grande como para Rodríguez, a estos precios los valores tienen potencial. 

¿ArcelorMittal o Acerinox?

Pero, ¿cuál de las dos compañías ofrece más atractivo? Ángel Barandalla, pese a comentar lo ajustado aún de los precios de ambas empresas, afirma que Acerinox le parece una compañía muy interesante, por su eficiencia en un sector en el que lo que distingue a unas empresas de otras es precisamente la eficiencia. Además, también destaca de ella su política de inversión y su solidez financiera. 

César Sánchez-Grande, por su parte, apunta que ambas las ve como opciones de inversión. Acerinox, debido a que es el único fabricante a nivel mundial con tres fábricas integradas para abastecer a los tres principales mercados. Además, valora el hecho de que sea líder en el mercado estadounidense, que es el más protegido. En cuanto a ArcelorMittal, destaca su gran diversificación geográfica y de producto, además de la fuerte reducción de la deuda que acometió el año pasado. Este experto señala que éstas son compañías cíclicas, por lo que fluctúan con las noticias sobre la economía a nivel mundial, lo que provoca que se encuentren entre las más volátiles del mercado. De todas maneras, matiza que Acerinox tiene menos riesgo. Y en ello coincide Francisco Rodríguez, que apunta que los flujos de caja de ArcelorMittal son menos predecibles que los de Acerinox, a lo que hay que sumar el hecho de que esta última no está ligada al negocio minero porque no tiene minas. Además, de acuerdo con Rodríguez, ArcelorMittal cuenta ahora con más potencial que Acerinox hasta su precio objetivo. Y el consenso piensa lo mismo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista Inversión.