Nueve exdirectivos de BPA se declaran perseguidos por el gobierno andorrano

Nueve exdirectivos y ex altos cargos de BPA han defendido hoy su actuación en este banco y han asegurado hoy que se sienten víctimas de una "persecución" por parte del gobierno andorrano.

En un comunicado, este grupo de personas ha reaccionado así a la presentación, por parte del Ejecutivo andorrano, de una querella criminal contra el exconsejero delegado de Banca Privada de Andorra (BPA) Joan Pau Miquel y 11 exdirectivos y ex altos cargos de la entidad.

Según informó anteayer el gobierno andorrano, la querella se suma a la causa penal por blanqueo de capitales abierta en el caso BPA y parte de la convicción de que los querellados eran conocedores de las advertencia de que fue objeto BPA de manera sistemática durante seis años por parte de acreditadas entidades bancarias internacionales.

Los nueve firmantes del comunicado, cuya identidad no se ha revelado, si bien constituyen la mayoría de los afectados por la querella, sostienen que el ejecutivo andorrano, "lejos de defender el interés general, se ha encarnizado contra unas personas concretas a las cuales nunca se ha respetado la presunción de inocencia".

Estos exdirectivos atribuyen la querella del gobierno andorrano a una voluntad de "desviar la atención" respecto a sus "múltiples errores" en la gestión de esta crisis.

Asimismo, en el comunicado, estos directivos advierten de que tratarán de evitar que la querella sea admitida a trámite y, si lo es, impugnarán esa decisión.

También acusan al Gobierno andorrano de elegir con un "criterio arbitrario y discriminador" a las personas contra las cuales se dirige la querella.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.