Netflix triunfa en las pantallas y en la bolsa

Netflix quema mucha caja (el año pasado, 2.000 millones de dólares, este año, quizás hasta 4.000), pero al mercado parece no preocuparle. Los inversores se están fijando más en el fuerte ritmo al que crece en abonados, que obedece al dinero que destina a producciones que gustan.