Las peticiones de la banca española al BCE crecen un 40% en junio

Las peticiones de financiación de la banca española al Banco Central Europeo (BCE) se incrementaron cerca de un 40 % en junio -el 39,7 %- respecto del año anterior hasta alcanzar 172.826 millones de euros, según los datos publicados hoy por el Banco de España.

En los últimos doce meses la banca española ha ido subiendo sus peticiones de fondos al BCE, si bien en junio se han mantenido prácticamente estables respecto al mes anterior, ya que las solicitudes se redujeron respecto a mayo en unos 151 millones de euros.

La misma tendencia, más acusada aún, se ve en el conjunto de países de la zona del euro, ya que en junio de este año los bancos europeos solicitaron al BCE 767.646 millones de euros, un 68 % más que un año antes; frente al mes anterior, la cifra ha crecido en 342 millones de euros.

Las peticiones de fondos de la banca española al BCE alcanzaron su cota máxima en agosto de 2012, cuando se pidieron 388.736 millones de euros.

Las dificultades de las entidades para acceder al crédito a causa de la desconfianza de los mercados hacia la economía española y los problemas de los países periféricos del euro se dejaron notar en la dependencia de la banca española frente al organismo.

Por otra parte, las entidades españolas habían adquirido a cierre de junio 264.977 millones de euros en deuda pública y bonos de bancos, que forman parte del programa de estímulo de la economía europea mediante la compra de activos impulsada por el Banco Central Europeo (BCE).

Estas compras, que también incluyen cédulas hipotecarias y otras titulizaciones, han crecido de forma sostenida durante el año, y desde junio de 2016 se han incrementado en más de 100.000 millones de euros, un 65 % más.

En total, los bancos centrales de la zona del euro habían destinado a comprar esos activos más de dos billones de euros, un 3,18 % más que el mes anterior y un 72 % más que en junio de 2016.

El programa de estímulos del BCE data de marzo de 2015 y consiste en que la entidad, a través de los distintos bancos centrales del área euro, adquiere cada mes una cantidad determinada de deuda pública y de entidades financieras de la zona del euro, así como bonos de empresas que no tengan la calificación de "bono basura".

El pasado mes de diciembre, el BCE anunció que ampliaba dichos estímulos monetarios en otros nueve meses, hasta diciembre de 2017, aunque también acordó reducir a partir de este abril la cantidad de deuda que compra cada mes, de 80.000 a 60.000 millones de euros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.