Lagarde coge aire en pleno desconcierto del mercado sobre las subidas de tipos

El buen dato de actividad empresarial de la zona euro sale al rescate de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, que ha perdido credibilidad entre los inversores

● Los podcasts de finanzas.com también están disponibles en tu app favorita: Apple | Google | Ivoox | Spotify | Youtube

Transcripción del podcast

Publicidad

La jaula de grillos en la que se había convertido el BCE en las últimas semanas, con distintas y contradictorias versiones sobre las futuras subidas de tipos, se silenciará después de conocerse unos sorprendentes datos de actividad empresarial en la zona euro. 

El que el índice compuesto de actividad total volviera a terreno de expansión, por encima de los 50 puntos, refuerza la idea de que la recesión en la eurozona no será tan dura como se temía. 

Al mismo tiempo confirma las intenciones del BCE, en su reunión de febrero, de subir otros 50 puntos básicos los tipos de interés sin temor a causar daño al crecimiento económico. 

Publicidad

Lagarde aconsejó a los inversores que revisaran sus posiciones

Christine Lagarde ha insistido, en las últimas semanas, en la necesidad de subir significativamente los tipos el tiempo que sea necesario, e incluso aconsejó a los inversores en Davos que revisaran sus posiciones, lo que confirma que el mercado dudaba de los anuncios de la presidenta del BCE y de algún que otro miembro de su consejo de gobierno, de que en febrero y en marzo la subida sería de 50 puntos básicos. 

Buena parte del mercado esperaba una subida de 25 puntos básicos, dada la caída de la inflación y a que la Fed parece que optará por alzas menos agresivas. 

Si hace un año los inversores no se creían que la inflación fuera transitoria y que no sería necesario modificar los tipos de interés, como repitió Lagarde, ahora tampoco daban crédito a que hay que mantener un ritmo acelerado de subidas de tipos. 

Publicidad

Otra cuestión que ha despistado a los inversores es que Lagarde, cuando comenzó a endurecer la política monetaria, dijo que las decisiones se tomarían en el momento de celebrarse cada reunión en función de los datos que tuvieran encima de la mesa. Y que no haría ninguna proyección de hacia dónde irían esas subidas.

Cacofonía de voces divergentes

Pero no lo ha cumplido y tanto ella como otros miembros del BCE han ido comunicando sobre cómo serían las subidas de tipos y cambiando de opinión, algo que ha afectado incluso al economista jefe del banco central Philip Lane que en diciembre planteó la posibilidad de movimientos más reducidos. 

"La cacofonía de voces divergentes y la falta de claridad sobre quién es la voz principal sigue perjudicando al BCE" asegura Carsten Brzeski, jefe global de macro de ING. 

Publicidad

Pero con el buen dato de PMI de la zona euro, el debate parece que queda zanjado. Y la subida de 50 puntos básicos se impondrá la próxima semana. 

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de