La prima de riesgo española escala cuatro puntos básicos, hasta cerrar en 130

La prima de riesgo española ha cerrado la sesión de hoy en 130 puntos básicos, cuatro más que ayer, después de que el rendimiento del bono nacional a diez años se haya elevado hasta el 1,833 % desde el 1,801 % precedente.

Según los datos de mercado recogidos por Efe, por el contrario, el interés del "bund" alemán, cuya diferencia con el bono español a diez años mide el riesgo país, se ha reducido hasta el 0,533 %, frente el 0,541 anterior.

Algunos analistas consultados por Efe como los de Selfbank, atribuyen en parte el alza de la prima de riesgo española a la incertidumbre que reina en España ante la dificultad de formar gobierno tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre.

A ello se suma la "deriva independentista" del Parlamento de Cataluña, cuyo nuevo presidente planteó en su investidura la hoja de ruta de su gobierno para que la región se separe de España, hecho que también altera en parte el mercado nacional, según los expertos.

A pesar de esta situación política, España ha captado hoy 9.000 millones de euros en una nueva emisión sindicada a diez años, en la que los bancos colocan directamente la deuda entre inversores, y que ha recibido una extraordinaria acogida por parte de los inversores, cuyas peticiones han superado los 29.000 millones de euros.

Esta ha sido la primera subasta del año, a la espera de el Tesoro emita el próximo jueves bonos a tres y cinco años, y obligaciones que vencen en 2023, con los que espera captar entre 4.000 y 5.000 millones.

En cuanto al resto de países periféricos de la zona del euro, la caída del rendimiento del bono alemán a diez años, referente para calcular el riesgo país, ha propiciado el alza de las primas de riesgo como la de Grecia, que ha subido un punto básico desde ayer, hasta terminar en 798.

La prima de riesgo de Italia ha sumado cuatro puntos básicos y ha cerrado en 108, y la de Portugal, cuatro, hasta terminar en 215.

Por último, el precio de los seguros de impago de la deuda española (credit default swaps o CDS), cantidad que hay que pagar para garantizar una inversión de 10 millones de dólares, ha subido hasta 149.000 dólares, mientras que los italianos se han elevado hasta 158.000 dólares.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.