La Fed sube los tipos y anticipa tres incrementos para 2017

En septiembre preveía sólo dos movimientos para el año que viene. El dólar responde reforzándose, mientras los tipos de los bonos registran un ligero tirón alcista que llevan al título americano a diez años al filo del 2,5% y al dos años a su nivel más alto desde 2009. En la Bolsa dominan unos ligeros números rojos, que van a más conforme pasan los minutos. 

La_Reserva_Federal_estadounidense_estudia_ahora_no_subir_los_tipos_hasta_después_de_2015_0

La Reserva Federal norteamericana ha decidido subir los tipos de interés de la horquilla comprendida entre el 0,25% y el 0,50% hasta la situada entre el 0,50% y el 0,75%, de acuerdo con lo esperado y largamente anticipado. El movimiento tiene lugar un año después del primer endurecimiento monetario efectuado por la institución tras el estallido de la crisis, contra la que luchó con programas sucesivos de expansión monetaria. Y eso que a principios de este año se esperaban tres o cuatro incrementos del precio del dinero que se fueron retrasando por los problemas de China y el crudo a principios de año y después por el 'Brexit' y, a continuación, por las elecciones americanas.

La Reserva Federal anticipa tres subidas de tipos de interés el próximo año, frente a los sólo dos movimientos que preveía en septiembre. Ello debido a que, de acuerdo con la Fed, las expectativas de inflación habrían crecido de manera significativa debido al fortalecimiento del mercado laboral americano. De todas maneras, la presidenta de la institución, Janet Yellen, explicará su decisión y sus perspectivas unos minutos después de la comunicación al mercado de su decisión, a las ocho y media hora española. En todo caso, hay expertos que consideran que el comunicado ha sido más agresivo de lo previsto, más 'hawkish'. 

Yellen arrancó la conferencia de prensa apuntando que el crecimiento económico americano ha repuntado desde mediados de año, que la tasa de paro se encuentra en su nivel más bajo desde 2007 y que, pese a que la inflación se encuentra lejos de su objetivo del 2%, prevé que se alcance en los dos próximos años, al tiempo que destacó que la tasa subyacente se encuentra en niveles más elevados. En todo caso, Yellen apuntó que si bien está subida de tipos está soportada en serios fundamentales del progreso económico, sólo se pueden esperar en el futuro próximo incrementos graduales en la tasa oficial del dinero. Bien es verdad que, según apuntó, los cambios en las políticas fiscales, las que pudiera introducir el nuevo Gobierno americano, se entiende, podrían afectar a esas previsiones, aunque todavía es muy pronto para anticiparlo. Admitió, sin embargo, que algunos miembros de la Fed, aunque no todos, asumieron en sus previsiones esos posibles cambios en política fiscal.

Reacción de los mercados

¿Qué están haciendo los mercados tras la decisión de la autoridad monetaria estadounidense? El dólar ha respondido reforzándose. Así, si el tipo de cambio se movía en el entorno de 1,064 unidades antes de comunicar la subida de tipos, minutos después baja hasta 1,0575 unidades. En la renta variable, vemos volatilidad en el Dow Jones: el indicador estaba plano antes de conocerse el incremento del precio del dinero, registró inmediatamente un tirón alcista, pero volvía a estar plano diez minutos después de conocerse la decisión de la Fed. Pero, con el paso de los minutos, parece que los números rojos son los que se imponen en Wall Street: al filo de las ocho y media de la tarde, es decir, cuando Yellen iba a comenzar su discurso, el Dow Jones caía cerca de un 0,4%. Pero cerca de las nueve y veinte de la noche, hora española, el Dow Jones retrocedía ya un 0,74%. Para el S&P 500, de seguir así, éste podía ser el peor día desde antes de las elecciones presidenciales americanas, en concreto, desde el 11 de octubre, de seguir así las cosas. Y así fue: al cierre, el S&P 500 cedió un 0,81%, mientras que el Dow Jones se dejó un 0,60% y el Nasdaq, un 0,50%. 

En el mercado de bonos, la rentabilidad del título americano a diez años, que caía ligeramente, ha comenzado a subir, para acercarse otra vez a sus máximos más recientes, en el entorno del 2,50%, los niveles más elevados desde el año 2014. Además, el rendimiento de los bonos a dos años se encuentra en su nivel más alto desde el año 2009.

Los mercados emergentes están sufriendo después de la decisión de la Fed: están cayendo tanto el precio de las acciones como las divisas. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.