Iniciamos una semana favorable para las bolsas

El Ibex 35 ha logrado mantener la directriz de avance que arranca en los mínimos anuales

Palacio de la Bolsa de Madrid.

Semana favorable para las bolsas de forma global, que han logrado mantener los soportes clave y han superado la primera zona de movimiento lateral de las últimas semanas para abrir las opciones a un nuevo ataque a las resistencias. Las miradas están puestas de nuevo en una reunión de BCE, a la espera de lo que pueda decir Draghi. La FED, por el momento, sigue apostando por la moderación en la subida de tipos pero definiéndose por la misma tras los últimos datos macroeconómicos coyunturales. Asimismo, se espera un posible repunte de la inflación proveniente por la subida de precios del crudo, que se interpreta como positiva y apoyaría los valores del sector energía, que ha sido muy castigados y han frenado a los índices globales. Asimismo, esta tesitura de la subida de tipos reforzaría a otro de los sectores debilitados: el bancario. En Europa, este sector sigue lastrando a los índices y sigue como foco de preocupación. Además, pueden aparecer operaciones corporativas en una nueva apuesta por la concentración, algo que ayudaría a animar al sector. Esta perspectiva de subida de tipos también ha acabado por provocar un nuevo fortalecimiento del dólar, que  ha roto su tendencia ascendente dentro del lateral al perder los mínimos anteriores de los 1,1200. Las bolsas emergentes también han parado sus retrocesos esta semanas y pueden haber sido consolidaciones para nuevos avances. Esto también ha favorecido a las plazas europeas castigadas por la propia apreciación del euro.

Técnicamente, el aspecto de los índices ha mejorado a nivel global pero, por el momento, nada nuevo que no se haya visto ya en lo que llevamos de ejercicio. Las principales incertidumbre, como son el "Brexit" y el resultado y la formación de gobierno en España, aún están a cuatro semanas de resolverse.

El dólar está semana ha tenido una nueva apreciación que le ha hecho bajar un peldaño hasta los 1,1100 que tiene una nota técnica significativa pues le supone perder la serie de mínimos ascendentes dentro del lateral sin haber roto su zona de techos y resistencia importante. Ahora tiene esta nueva zona de apoyo en los 1,100-1,1050 por donde también está bastante lateralizada la media móvil de 200 sesiones. Situarse por debajo de esta zona supondría activar el sesgo negativo dentro del lateral y abrir opciones de seguir probando los soportes y la banda baja del lateral en el rango de los 1,0800-1,0700. Por la trayectoria hasta el momento, cuesta pensar en que pierda estos niveles y busque la zona de mínimos que nos activa otro escenario y que está en el nivel de los 1,0550-1,0500. El escenario más correctivo para el euro tendría lugar por debajo de este nivel para buscar la paridad.

La zona de resistencias no cambia ahora el pivote de los 1,1200. Actúa como primera referencia y, después, los 1,1300. La zona de techo está en el rango entre los 1,1400-1,1600 y también si se supera provocaría mayor depreciación en el dólar por verse una figura de suelo para buscar los 1,1800-1,200 como siguiente referencia.

El SP 500, que dejó la semana anterior el soporte tocado y la posible aparición de un patrón menor de hombro-cabeza y hombro, ha anulado el mismo con el recorrido de esa semana pasada al superar la zona de los 2.080 puntos y quedarse a menos de un punto del psicológico nivel de los 2.100. Está en la zona de los máximos anuales, que se ha extendido en intradía hasta los 2.111 puntos. Es un nivel de resistencia importante porque también está muy próximo ya a los máximos del pasado ejercicio y, por lo tanto, de los niveles de máximos históricos. Hace falta un buen catalizador para superar ese nivel de referencia y poder volver a entrar a un escenario de avances a medio plazo que buscaría proyecciones a los 2.200-2.250 puntos como siguiente objetivo.

La primera resistencia está en la zona de los 2.135 puntos de los máximos anteriores, que puede extenderse hasta los 2.150 a superar de forma consistente para activar este escenario mencionado.

Como soporte, el más inmediato pero débil está sobre los 2.080 puntos y, después, el clave que testeó la semana pasada sobre los 2.040 puntos. y que activaría correcciones dentro del lateral hasta la siguiente zona que nos marca el sesgo positivo dentro del mismo y que está situada entre los 2.010 puntos y los 2.000 puntos que cuenta con el apoyo lateral de la media móvil de 200 sesiones.

Por debajo, la zona de los 1.970-1.950 puntos que de perderse nos podría llevar a atacar la zona de mínimos del año y base del lateral que nos delimita la entrada en el escenario correctivo. Esta zona está entre los 1.850-1.800 puntos. por debajo escenario de corrección hasta los 1.700-1.650 puntos. seguimos asignado la menor de las probabilidades desde la perspectiva técnica a este escenario.

El Ibex 35 ha logrado mantener la directriz de avance que arranca en los mínimos anuales y que había perdido de forma lateral y que se ha procedido a ajustar su pendiente. Sigue, por tanto, como referencia de soporte a no perder en el corto plazo sobre los 8.800 puntos. Ha habido en el tirón cierto apoyo de volumen que podría deberse al cierre de cortos en el sector bancario que, de nuevo, ha acaparado el protagonismo. En concreto, el sector está de actualidad por la macro ampliación de capital en el Popular, que ha sufrido un duro castigo por este motivo pero que aviva las opciones de concentración en el sector, lo que ha acabado por trasladarse de forma positiva a los pesos pesado de la banca.

De momento, la situación sigue sin cambios pues el cierre semanal quedó sobre los 9.100 puntos sin entrar a atacar el rengo clave que sigue pendiente entre los 9.250-9.550 puntos, que nos marca las opciones de recuperación del escenario lateral y anulación del patrón de corrección que sigue vigente. Este será el tercer intento en el ejercicio para buscar esta superación consistente. La duda es que a apenas un mes de elecciones con incertezas de quién y de qué manera se podrá formar gobierno no lo ponen fácil.

Si logra superar esta zona, se recupera la opción del escenario lateral buscando el siguiente objetivo en los 9.800-10.000 puntos. Desde ahí con extensión a los 10.250 puntos se abre la posibilidad de buscar el sesgo positivo dentro del rango lateral mayor y eso se conseguiría superando de forma consistente y con intención los 10.500 puntos. Después ya quedará zona de techo del lateral sobre los 11.600 puntos y los máximos del pasado año para cambiar de escenario de avances a medio plazo que aún tiene muy pocas probabilidades asignadas y con más resistencias intermedias a supera en los 10.800puntos y en la zona de los 11.000-11.250 puntos.

Se han reducido algo las probabilidades de continuidad y extensión del escenario correctivo, pero seguimos sin poderlos descartar hasta que no se logren cierres semanales consistente por encima de los 10.000 puntos. La vuelta a este escenario pasa por perder la zona de soporte de corto plazo de los 8.800-8.600 puntos y buscar la zona de los 8.250 puntos. Perder este nivel nos abre el ataque a los 8.000 puntos y a los mínimos anuales de los 7.750 puntos. La extensión del escenario correctivo pasaría primero por el objetivo del patrón de vuelta sobre los 7.500-7.250 puntos y al extensión del mismo se nos proyecta hasta los 6.500 puntos. Menos probabilidades ahora pero seguimos sin poder descartarlo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.