Ibex: Persisten las opciones de rebote a pesar de los últimos datos macro

Las cifras macroeconómicas siguen mostrando deterioros sobre las expectativas de crecimiento de la economía global, con algunos indicadores de sentimientos[…]

Las cifras macroeconómicas siguen mostrando deterioros sobre las expectativas de crecimiento de la economía global, con algunos indicadores de sentimientos que, marcados por las últimas noticias empresariales, también mostrando sesgo negativo. La crisis de Volkswagen o los resultados de compañías vinculadas al consumo están pesando y apoyan a la tesis de que la FED no termina de ver claro el riesgo de forzar un sabida de tipos en un entorno global debilitado. China sigue como foco de preocupación y los países emergentes siguen sufriendo consecuencias de unos precios de las materias primas bajos y de esa ralentización posible del consumo que frena sus exportaciones y su crecimiento. La inflación por el momento sigue sin acto de presencia y los tipos de interés siguen bajos y sin presiones por normalizarse. Posibles nuevas medidas del BCE a la vista antes esta ralentización permiten que los rebotes que se habían frenado puedan seguir manteniéndose con opciones de transformarse en impulsos si lo gran superar las zonas de resistencia que siguen cerca, sin que en este último fallo las ventas hayan progresado demasiado y se hayan mantenido alejadas de niveles de soporte más claves y que puedan amenazar o poner más dudas sobre la fase de estacionalidad positiva en la que tocaría entrar.

Prudencia y sin incrementar riesgo hasta confirmaciones de rupturas ha de ser la tónica. Y todo ello sin quitar la vista a las zonas de soporte pues están próximas y con los niveles de volatilidad habituales con los que suelen sucederse las correcciones son fácilmente alcanzables.

El dólar ante las dudas de la FED ha vuelto a reacciona a la baja con un nuevo intento de superar los 1,1400 que por ahora a la espera del cierre semanal sigue sin prosperar, pero que en niveles diarios consiguió marcar un cierre superior al anterior rebote. Y además siguen sin marcar mínimos inferiores con lo que hay tendencia al alza. Pero sin romper la zona de resistencia de los 1,1500 y atacar el nivel de los 1,1600 que supondría activar proyecciones mayores y poder marcar más la opción del patrón de suelo. Los niveles de soporte suben ligeramente ahora en los 1,1200 el primero después zona más significativa por confluencias las referencia sobre los 1,1130 sustituyendo a los 1,1000 de pivote y después el clave en los 1.080 para volver a sesgar negativamente le movimiento y buscar los mínimos de años sobre los 1,0500 de los que parece seguir alejándose.

El Dow Jones sigue en la zona de altos de la proyección del rebote y habría logrado validar la opción de impulso tras el tímido retroceso que no lo ha logrado colocarle por debajo de los 17.000 puntos y que se habría frenado incluso antes de la zona de confirmación de la superación sobre los 16.75 puntos. Esto deja abierta la opción a que pueda darse un patrón de continuación que le lleva a buscar la zona de siguiente resistencia sobre los 17.3350 puntos antes de atacar la zona de la media móvil de 200 sesiones que se sitúa sobre los 17.590 puntos.

Colocarse por encima de este nivel recuperaría la parte estrecha del rango consolidación con la que se podría activar de nuevo la búsqueda de la zona de máximos anuales e históricos sobre entre los 18.000 puntos y los 1.350 puntos. De momento hay dudas sobre esta opción sin no se cuenta con el apoyo de los resultados empresariales que por ahora no son excesivamente favorables hasta ahora.

Los niveles de soporte se ajustan levemente al alza con la primera zona sobre los 16.750-16.700 puntos que nos os que marcan la entrada de nuevo en el lateral de la corrección para colocarse en sesgo negativo en la misma. Después la proyección en los 16.250 puntos como base y finalmente los 16.000 puntos. Perder este nivel en cierre semanal supondría iniciar un nuevo impulso de corrección con objetivo en la zona de los 15.250 puntos en cuanto se perdieran los mínimos anuales de agosto. Ha disminuido la probabilidad de este escenario pero no es posible descartarlo aún para ello sería importante lograr la consistencia en cierres por encima de la zona de los 17.500 puntos.

El Ibex35 tiene antes del cierre semanal el vencimiento de derivados mensual y por el momento ha podido defender la zona de los 10.000 puntos como primera referencia de soporte tras el fallo en la superación la semana pasada de la zona de resistencia de los 10.350 puntos que activa la fase de impulso. El rebote sobre este nivel si se mantiene permite continuar con la opción de activar esta nueva fase de impulso con una mayor exigencia para superar primero los 10.350 puntos y después el nivel de los 10.500-10.600 puntos para verse ratificada. Este escenario seguiría cuadrando con el mejor comportamiento estacional de las bolsas, aunque en el caso español tenemos el posible efecto distorsionador de las elecciones generales de diciembre que provocan un aumento de incertidumbre que puede ser progresivo en la medida que nos vayamos aproximando a las mismas con el resultados incierto y amplia posibilidad de coaliciones resultantes una vez perdido el bipartidismo como parece.

Publicidad
Publicidad

Si lograr superar la zona de los 10.600 puntos los siguientes niveles de resistencia se sitúan en los 10.800-11.000 puntos y después ya sobre los 11.250 puntos el nivel de los 11.600 puntos para buscar la posibilidad de nuevos máximos anuales y recuperar las opciones del escenario positivo a medio plazo. Por ahora las probabilidades de este suceso son reducidas pero se vería incrementadas con las superación de forma consistente de la zona de los 10.600 puntos que activa el impulso.

Como niveles de soporte tenemos la zona de los 10.000 puntos con una extensión hasta los 9.850 puntos que en tanto no cedan dejan abierta la presencia de forma un patrón de vuelta con el que se habría puesto fin a la corrección que se confirmaría con la superación de los mencionados 10.600 puntos. Por debajo de esta zona nos quedamos en lateral con la zona de los 9.500 puntos de siguiente referencia con la clara amenaza al nivel de los mínimos anuales sobre los 9.200 puntos. Cierres semanales por debajo de los 9.000-8.800 puntos activan al fase de corrección que seguimos sin poder descartarla y que nos proyectarían hasta los 7.500 puntos como objetivo final con zonas de parada intermedias. Por el momento este peor escenario también tiene bajas probabilidades de ocurrencia en tanto se mantengan los 9.850 puntos.

Publicidad
En portada

Noticias de