Hong Kong firma su peor día desde 2008 por el temor a que Xi ayude a Putin

La Bolsa de Hong Kong registra la mayor caída intradiaria desde 2008 por el temor a que Xi ayude a Putin. Los inversores barruntan boicots si Pekín se involucra

Los lazos entre los gobiernos de Vladimir Putin y Xi Jinping se han convertido en otro obstáculo para la bolsa china, que ya en 2021 vivió su peor ejercicio de la última década a raíz del incremento de la presión regulatoria y la amenaza de una crisis inmobiliaria.

En concreto, la bolsa china cayó en 2021 el 17,12 por ciento (el MSCI China), ligeramente por debajo del 17,85 por ciento que cedió el indicador en 2011.

Publicidad

Más allá, hay que retroceder hasta la crisis financiera 2008, cuando perdió el 49,7 por ciento, para encontrar peores registros.

La bolsa china registra en 2022 el peor ejercicio desde 2008

Si bien, 2022 amenaza con entrar en esa clasificación de peores ejercicios para la renta variable china, a juzgar por el performance que acumula a 14 de marzo. En concreto, se deja un 18,90 por ciento.

Y es que a los temores de 2021 (el incremento de la presión regulatoria sobre sectores como la tecnología y el miedo a una crisis inmobiliaria) se suman ahora los lazos entre Moscú y Pekín, en medio de una crisis geopolítica de imprevisibles consecuencias.

El lunes se conoció que el Gobierno de Vladimir Putin pidió a Xi Jinping el envío de equipos militares en el contexto de la invasión de Ucrania (algo que Pekín tacha de desinformación).

Publicidad
Publicidad

Miedo a un boicot a las empresas chinas

Aunque la noticia salió del Gobierno estadounidense y no está confirmada, ha difundido el miedo entre los inversores a que se produzcan sanciones o boicots contra las compañías chinas.

En este contexto, la Bolsa de Hong Kong registró el lunes su mayor caída intradiaria desde noviembre de 2008, al ceder el 7,2 por ciento.

Aún más recortó el Hang Seng Tech, pues retrocedió un 11 por ciento, la peor caída desde que el índice fue lanzado en julio de 2020.

En conjunto, el índice ha volatilizado 2,1 billones de dólares de capitalización desde los máximos de hace un año, según Bloomberg.

Además de los lazos entre Rusia y China, otro factor que está castigando con fuerza a los activos del país es la política de cero Covid-19 del Gobierno chino.

Publicidad

Ésta ha provocado el cierre de ciudades enteras por cifras de contactos que en otras zonas del mundo se considerarían riesgo bajo.

Amenaza de sanciones a Tencent

Por último, ciertas informaciones tampoco han ayudado a la buena percepción reciente de la bolsa china, como la multa récord que podría pesar sobre Tencent por violar las normas contra el blanqueo de capitales.

Por otro lado, Wall Street amenaza con eliminar la cotización de algunas compañías del país por rechazar abrir sus cuentas a los reguladores americanos.

Así, el índice Golden Dragon Index, en el que están listadas las empresas chinas que cotizan en Wall Street, cayó el viernes un 10 por ciento por segundo día consecutivo (algo que no había pasado en sus 22 años de historia).

Publicidad

En conjunto, el índice se deja un 72 por ciento de su valor desde máximos, similar a la caída que registró el Nasdaq tecnológico cuando se pinchó la burbuja puntocom.

Solo Alibaba, competidor de Amazon, pierde 522.000 millones de dólares de capitalización en un puñado de meses.

¿Punto de entrada o demasiado riesgo?

Ante semejante retroceso, algunos analistas creen que hay que mantenerse alejado de la bolsa china, donde aún pesan muchas incertidumbres.

Si bien, otros expertos opinan que, a estos niveles, existen interesantes puntos de entrada.

Una de las firmas que está positiva en la bolsa china es Bank of America.

Publicidad

“Seguimos estando sobreponderados en las firmes expectativas de crecimiento de China” debido a las deprimidas valoraciones, a las políticas monetarias expansivas y al bajo posicionamiento inversor en la región.

En portada
Publicidad
Noticias de