Gobernador del banco central indio se despide con mismos tipos y advertencias

El gobernador del Banco Central de la India (RBI), Raghuram Rajan, presentó hoy su último balance bimestral como máximo responsable del banco emisor anunciando el mantenimiento de los tipos de interés en el 6,5 % y advirtiendo una vez más de las presiones inflacionarias.

En su tercer informe del año, Rajan, para muchos al gran artífice de la sustantiva corrección de los valores macroeconómicos y del desempeño financiero de la India, indicó que rebajar la inflación a un 5 % para marzo está en "riesgo".

Rajan mantuvo su previsión de crecimiento para este año fiscal (de abril a marzo) en el 7,6 %, al señalar que el país está atravesando un monzón "normal" y se están produciendo progresos hacia la implementación de un impuesto de bienes y servicios (GST, en inglés) común a los 29 estados del país.

No obstante, advirtió de que "los riesgos del objetivo de inflación de un 5 % para marzo de 2017 continúan estando al alza", a pesar de que la tasa se mantiene dentro de los límites puestos por el Gobierno.

Por ello, el RBI mantiene los tipos de interés en el 6,5 % a la espera de una oportunidad para implementar medidas, después de que la inflación anual se situase en junio en 5,7 %.

"La política monetaria continúa siendo flexible y seguirá enfatizando la adecuada provisión de liquidez", afirmó el economista en el informe, quien el pasado abril anunció un nuevo marco de liquidez que está siendo implementado.

Rajan, una figura muy respetada internacionalmente y que ha sonado incluso como posible sustituto de Christine Lagarde al frente del FMI, anunció el pasado junio que abandonaría el puesto al finalizar su mandato el próximo 4 de septiembre, tres años después de asumirlo en medio de una difícil situación económica.

Nacido en Bhopal (centro) e hijo de diplomático, Rajan se formó en los Institutos de Tecnología de Nueva Delhi y Massachusetts (EEUU) y ocupó el puesto de asesor y economista jefe del FMI entre 2003 y 2006.

La economía india creció un 7,6 % en el año fiscal 2015-2016, finalizado el pasado abril, y la inflación osciló en ese periodo entre el 3,7 % y el 5,7 %, ambos indicadores dentro de las estimaciones oficiales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.