Finalizan las consultas en CEISS sin acercamientos sobre la reestructuración

Banco CEISS y los sindicatos con representación en la entidad ha mantenido hoy la tercera reunión del proceso previo a la negociación de la reestructuración y dan por finalizado dicho proceso previo sin acercamientos al plan que podría afectar a 1.120 trabajadores, un tercio de la actual plantilla.

Una reunión de dos horas de duración durante la que ambas partes han realizado un análisis de las distintas medidas planteadas y que dará paso al periodo formal de consultas que se iniciará el próximo miércoles, día 20 de abril.

Durante el encuentro, los sindicatos CSICA, UGT, CCOO y UEA han vuelto a manifestar su total oposición al plan de reestructuración planteado por la empresa, mientras que la entidad no ha entrado a valorar las propuestas presentadas por la representación laboral para minimizar el plan.

En este periodo de consultas la entidad ha justificado la reestructuración en la necesidad de garantizar la competitividad a largo plazo y mantener el liderazgo en sus territorios de referencia.

Asimismo, la entidad castellano y leonesa, integrada en el Grupo Unicaja, también ha aducido que la reciente integración informática y operativa entre las antiguas Caja España y Caja Duero, y la apuesta por un modelo de negocio con mayor presencia de canales digitales posibilitan también este proceso de reducción de costes.

Plantea para minimizar la reducción de plantilla distintas medidas que contemplan desde recolocaciones en empresas del Grupo o en terceras empresas, a la movilidad geográfica y la modificación de las condiciones de trabajo para el ahorro de costes.

Unas medidas que también prevén la extinción del contrato de personas que, por su edad, tienen más fácil acceso a una jubilación próxima a través de un plan prejubilaciones cuyas condiciones no se han adelantado.

A su vez, la mesa de negociación sindical ha presentado un documento en el que se incluyen una batería de propuestas de carácter voluntario para reducir los despidos y que no se produzca ninguno de modo forzoso.

En este documento los sindicatos rechazan frontalmente el "planteamiento de un ERE de esta dimensión, que en ningún caso aceptamos sea por motivos económicos".

Asimismo, la representación laboral ha puesto encima de la mesa una serie de medidas que persiguen reducir el impacto de la reestructuración y conseguir indemnizaciones justas para las prejubilaciones.

Por otra parte, la entidad, a través de un comunicado, ha vuelto a reiterar hoy que aborda este proceso "desde el más absoluto respeto a los profesionales y buscando el diálogo permanente con sus representantes".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.