El Santander no subirá las comisiones en cajeros pese al impuesto de Carmena

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha dicho hoy que la entidad asumirá el coste del nuevo impuesto municipal que se aplicará a los bancos por tener cajeros automáticos instalados en la calle, por lo que no subirá las comisiones que cobra por las extracciones de efectivo.

Álvarez hizo esta consideración en la rueda de prensa convocada para explicar las cuentas de la entidad en los tres primeros trimestres del año, cuando obtuvo un beneficio neto de 4.606 millones de euros, el 22,5 % menos que un año antes.

Preguntado por el cierre del ejercicio, el consejero delegado se mostró convencido de que la entidad logrará mejorar el beneficio neto obtenido en 2015, que rozó los 6.000 millones de euros.

En cuanto a los cajeros, Álvarez insistió en que el nuevo impuesto que se empezará a cobrar el Ayuntamiento de Madrid, gobernado por Manuela Carmena, en 2017, no les gusta y aseguró que "intentaremos que afecte lo menos posible a la calidad del servicio".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.