El Santander ganó 2.214 millones en Latinoamérica hasta junio, un 6 % más

El Grupo Santander obtuvo un beneficio neto de 2.214 millones de euros en Latinoamérica en la primera mitad del año, un 6 % más que hasta junio de 2017, debido, en gran parte al incremento de los ingresos y comisiones.

Según la información enviada hoy por la entidad al supervisor español de los mercados, la CNMV, estos beneficios representan ya casi el 60 % de los 3.752 millones que ganó el Grupo en ese periodo en todas las áreas donde opera.

Según estos datos, Brasil se mantuvo como el principal impulsor de las cuentas, incluso por delante de España, ya que aportó 1.324 millones de euros, un 6,4 % más que hasta junio de 2017.

La entidad destaca que su beneficio crece en ese país de forma sostenible trimestre a trimestre debido al aumento "selectivo" de cuota de mercado que vienen llevando a cabo.

Así, "el aumento de clientes vinculados y digitales" y el crecimiento de los productos y servicios "de mayor valor añadido", se refleja en los mayores ingresos y mejora la eficiencia y el coste del crédito, pese a lo que este último negocio cae un 5,3 % entre enero y junio, hasta 69.475 millones de euros.

Tras Brasil, el segundo país en cuanto a ganancia neta fue México, con 359 millones de euros, un 2,5 % más, y aquí la estrategia sigue centrada -explica Santander- en "la transformación comercial de la red de sucursales y en la digitalización".

"Esta estrategia se está reflejando en la atracción y vinculación de clientes, los mayores ritmos de actividad, la mejora en la calidad del riesgo y, por ende, en los mayores ingresos y resultados", en tanto que el crédito baja un 1,2 % hasta 29.212 millones de euros, añade.

De nuevo pisando los talones a México, Chile logró un beneficio de 308 millones o un 4 %, con un incremento del 8,4 % en su cartera de créditos, mientras que en Argentina, el resultado se redujo un 28,7 % y quedó en 137 millones de euros, con un recorte del 10 % en los créditos.

Dentro del continente americano, el Grupo Santander opera también en Estados Unidos, donde ganó 335 millones de euros hasta junio, un 37,5 % más que un año antes, ayudado por un incremento del 2,4 % en la captación de depósitos (62.210 millones) y por el crédito, que se situó en casi 80.000 millones tras crecer el 1 %.

Los préstamos y anticipos brutos a la clientela del grupo en Latinoamérica se redujeron un 2,7 % en este periodo y quedaron en 149.967 millones de euros, en tanto que los recursos de la clientela -depósitos y fondos de inversión- se congelaron en 195.788 millones, un 0,3 % más que un año atrás.

La morosidad se mantuvo en el 4,40 % a cierre de junio, sin moverse del registro de un año atrás, con una cobertura del 96,8 %; mejor que el 89,2 % de junio de 2017, mientras en EEUU el ratio fue del 2,91 % y la cobertura, del 156,9 %.

La plantilla del grupo en Latinoamérica creció en algo más de 1.279 empleados, hasta 89.076, en tanto que en EEUU se redujo en 817 y quedó en 17.191 trabajadores.

En cuanto a la red de oficinas, en Latinoamérica se abrieron 60 en este semestre, con lo que la red se situó en 5.899, mientras que en EEUU se cerraron 93 sucursales y el total quedó en 670.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.