El Ibex-35 se despide de los 9.500 y sólo cuatro de sus valores aguantan en verde

El selectivo español ha sido el peor de todos los indicadores europeos. Entre ellos, se han salvado tres de los recortes, pero sus avances no han llegado al 0,10%. Wall Street también se teñía de rojo.

Ibex-mercados-bolsa

El Ibex-35 ha arrancado la semana con pérdidas y ha cedido el nivel de los 9.500 puntos que recuperaba la semana pasada por primera vez desde septiembre del año pasado. El selectivo español ha dado un último cambio en los 9.437,70 puntos, lo que supone un recorte del 0,76%. Con este resultado, el selectivo español ha sido el peor de todos los indicadores dentro del Viejo Continente. Así, tres de ellos se han salvado de los números rojos: el Ftse 100 británico, el Ftse Mib de Milán y el PSI-20 de Lisboa, aunque su avance no ha llegado ni al 0,10%. En negativo, tras el Ibex-35, el Dax alemán, que se ha dejado casi un 0,4%, mientras que el Cac 40 francés ha bajado un 0,08%. 

Sólo cuatro valores del selectivo español han cerrado con ganancias. Ence ha sido el mejor, con una subida del 1,63%. A continuación se ha colocado Acciona, con un avance del 0,58%. Amadeus y Enagás se han anotado un 0,39% y un 0,19%, respectivamente. 

ACS se ha resistido a entrar en negativo, pero apenas ha logrado aguantar en tablas. 

En rojo, Cellnex ha sido el peor, con un retroceso de casi un 4%. A continuación, Sabadell y Aena, con descensos de un 2,44% y un 2,09%, respectivamente. Técnicas Reunidas ha retrocedido cerca de un 2%. Mediaset, Bankia, Grifols, Colonial, Ferrovial, Acerinox y Telefónica han bajado más de un 1%. 

Los recortes en la Bolsa europea, pese a la mejora del índice Sentix de confianza del inversor en el Viejo Continente: ha pasado de los -2,2 puntos de marzo hasta los -0,3 de abril, cuando se esperaba que se colocara en los -2 puntos. 

Quizás la tensión en Europa obedecía a la posibilidad de un Brexit sin acuerdo por accidente, porque los líderes británicos y el Parlamento sean capaces de evitar que así sea. La libra esterlina perdía un 0,40% frente al euro y se mantenía sin cambios respecto al dólar.  

La divisa comunitaria ganaba posiciones frente al billete verde: avanzaba un 0,4%, hasta el nivel de 1,126 unidades. 

Números rojos en Wall Street

En la Bolsa americana, también descensos. Al cierre de las plazas europeas, el Dow Jones se dejaba un 0,50%, mientras que el Nasdaq bajaba un 0,2% y el S&P 500 bajaba un 0,15%. Y eso que los datos económicos no fueron buenos, pero tampoco peores de lo esperado: los pedidos de fábrica retrocedieron un 0,5%, de acuerdo con lo esperado; mientras que las órdenes de bienes duraderos cayeron un 1,6%, según lo anticipado. 

Los descensos en Wall Street, porque los inversores quieren conocer más detalles sobre los avances en las conversaciones entre Estados Unidos y China. El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, ha afirmado que las dos partes están cerca de un acuerdo, y que negociadores de alto nivel continuarían con las negociaciones esta semana. Pero el mercado no va a dar por hecho el acuerdo hasta que no esté efectivamente cerrado. Además, se está pendiente del inicio de la campaña de presentación de resultados del primer trimestre. Asimismo, había noticias puntuales de empresas desfavorables: JP Morgan rebajó su recomendación sobre General Electric y Boeing volvía a perder posiciones por cuestiones alrededor de su 737. Otro factor de tensiones en el mercado puede derivarse de las palabras de Donald Trump sobre la necesidad de que la Reserva Federal norteamericana baje los tipos de interés incluso después de la publicación de un mejor informe de empleo de lo que se esperaba el pasado viernes.

Además, hay indicadores que apuntan a un cierto nivel de sobrecompra en el Dow Jones en particular, después de que en las dos últimas semanas y hasta el pasado viernes, el índice haya acumulado una subida del 4%. 

En el mercado de materias primas, subidas del crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 0,65%, hasta los 70,80 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se anotaba un 1,40%, hasta rozar los 64 dólares, su nivel más alto desde principios de noviembre. La escalada bélica en Libia, un país de la OPEP, y los perjuicios a la producción de crudo se han visto más que compensados por el mayor incremento del bombeo de petróleo estadounidense desde el pasado mayo. 

En el mercado de deuda, cierta estabilidad. El interés del diez años americano avanzaba desde el 2,49% hasta el 2,51%. El de su comparable alemán se mantenía clavado en el 0%. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.