El Ibex-35 pierde los 9.100 por los decepcionantes resultados americanos

La sesión no apuntaba bien desde su inicio. Pero desde que conocimos las cuentas de Caterpillar y Nvidia en Estados Unidos, que fueron muy decepcionantes, la jornada estuvo sentenciada a cerrar en negativo.

La_Bolsa_española_vuelve_a_niveles_de_diciembre_de_2013_tras_caer_un_3,11%_0

El Ibex-35 arrancaba la sesión débil, en negativo. Intentó acercarse a los números verdes, pero a partir de las once y media de la mañana, el selectivo empezó a perder posiciones a toda velocidad. Y cerró la jornada en mínimos intradiarios: dio un último cambio en los 9.062,4 puntos, lo que supone un descenso del 1,34%

Sólo cinco valores del selectivo cerraron en verde y ninguno de ellos llegó a ganar ni un punto porcentual. El mejor fue ArcelorMittal, que sumó un 0,67%, mientras que Merlin Properties se anotó un 0,52%. Colonial y Acerinox avanzaron un 0,45% y un 0,40%, respectivamente. ACS, por su parte, se anotó un 0,19%.

Las acereras del Ibex-35 lo hicieron bien al igual que todo el sector a nivel global, debido a la subida del mineral de hierro hasta máximos de más de un año después del desastre minero acontecido en Brasil.

En rojo, Bankinter y Siemens Gamesa fueron los peores, con descensos de cerca de un 3,5%. Amadeus y el Sabadell también retrocedieron más de tres puntos porcentuales. 

Cie Automotive, Grifols, Inditex, CaixaBank y Viscofán bajaron más de un 2%. 

El movimiento en el resto de los índices europeos fue paralelo al del Ibex-35, aunque los recortes del selectivo español fueron los más abultados de todo el Viejo Continente durante toda la sesión. Así, el Ftse Mib de Milán se dejó un 1,02%, mientras que el Ftse 100 británico perdió un 0,91%. El Cac 40 francés terminó el día con un recorte del 0,76% y el Dax echó el cierre con un recorte del 0,63%. 

Las razones de Wall Street para caer

Al progresivo incremento de los números rojos de las Bolsas europeas contribuyó la apertura de Wall Street a la baja. Al cierre de la sesión del Viejo Continente, los indicadores de la Bolsa americana retrocedían alrededor de un 1,3%. Y ello porque Caterpillar y Nvidia presentaron resultados empresariales decepcionantes cuya responsabilidad achacaron a la desaceleración económica global. Las dos empresas, sobre todo la primera, a la que se considera un termómetro de la situación económica americana y global, por tanto, contribuyeron a incrementar la preocupación que tienen los inversores sobre el impacto que la guerra comercial puede estar teniendo en los beneficios empresariales. Y sobre todo la evolución de la economía de China, como han puesto de manifiesto otras empresas, como Apple, que a principios de este mes lanzó una revisión a la baja de sus resultados; así como Stanley Black & Decker o Intel.

Caterpillar en particular presentó la mayor decepción en sus resultados trimestrales en una década como consecuencia de la debilidad de la demanda china. Sus títulos perdían un 8,5% coincidiendo con el cierre de las Bolsas europeas. Mientras tanto, el fabricante de chips Nvidia se hundía un 14% después de reducir sus perspectivas de ingresos. 

Más referencias esta semana

En lo que resta de semana otros pesos pesados de la bolsa americana presentarán también sus números: Microsoft, Apple y otros diez componentes del Dow Jones. 

La agenda de los próximos días estará cargada además con la votación de mañana en el Parlamento británico sobre el Brexit. También, con las negociaciones chino-americanas sobre la guerra comercial. Y, además, en EE.UU. se publicarán datos de empleo y de PIB y la Reserva Federal norteamericana celebrará su primera reunión ordinaria de política monetaria del año. 

De momento, en el mercado de deuda, el interés del bono americano a diez años retrocede desde el 2,76% hasta el 2,74%. 

En cambio, en Europa vemos ligeros ascensos en las rentabilidades de la deuda.

En el mercado de divisas, el euro gana posiciones con respecto al dólar. La moneda comunitaria avanza un 0,3% frente al billete verde, hasta el nivel de 1,1437 unidades.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, al cierre de la sesión europea bajaba un 3,34%, en su mayor descenso del año, para colocarse en los 59,58 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 4,23%, hasta los 51,42 dólares. Ese descenso se debe al repunte de la producción de crudo en Estados Unidos, lo que ha impulsado el volumen de sus inventarios. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.