El Ibex 35 pierde los 9.000 puntos arrastrado por Europa

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, pierde el nivel psicológico de los 9.000 puntos tras aumentar su caída hasta el 0,8%. La Bolsa española se ve arrastrada por el resto de indicadores del Viejo Continente, salvo Londres que sube un 0,3%. De este modo, Fráncfort se deja más de un 1%, al igual que Milán, y París retrocede un 0,4%.

¿Es alarmante la debilidad del IBEX 35?

15:40 horas. El Ibex 35 pierde los 9.000 puntos

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, pierde el nivel psicológico de los 9.000 puntos tras aumentar su caída hasta el 0,8%. La Bolsa española se ve arrastrada por el resto de indicadores del Viejo Continente, salvo Londres que sube un 0,3%. De este modo, Fráncfort se deja más de un 1%, al igual que Milán, y París retrocede un 0,4%.

Tampoco ayuda la apertura negativa en Wall Street. La mayoría principales indicadores de la Bolsa de Nueva York han abierto en negativo con el Dow Jones retrocediendo un 0,65% y el S&P 500, un 0,65%. En cambio, el Nasqad avanza un 0,45 durante los primeros intercambios.

13:40 horas. El Ibex-35 frena sus caídas y se aleja de los mínimos diarios.

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, reduce las pérdidas y se aleja los mínimos diarios hasta caer un 0,3% por lo que también se acomoda en la cota de los 9.000 puntos, en el entorno de los 9.050 enteros. El resto de principales selectivos del Viejo Continente caminan con tono mixto. Fráncfort, protagonista por la posible fusión de Deustche Bank con Commerzbank, cede un 0,2% y Milán, con el miedo a una posible recesión económica, pierde un 0,6%. Por otro lado, Londres sube un 0,5% y París un 0,1%.

11.30 horas. Caídas del 0,6% y miedo a Italia

El Ibex 35 retrocede alrededor del 0,6% y se mueve ligeramente por encima de los 9.000 puntos, un nivel que está en serio peligro. En el resto de Europa, el Ftse MIB italiano pierde otro 0,5%, el Dax está plano pero a punto de entrar en negativo y el EuroStoxx50 se deja el 0,3%. ja un El efecto positivo de la FED ha quedado completamente barrido tras conocerse que la economía italiana ha caído en recesión, lo que no sucedía desde 2013. Además, los bancos sufren un fuerte castigo después de publicarse hoy que Deutsche Bank podría fusionarse con Commerzbank para mediados de año, en una operación auspiciada por el gobierno de Ángela Merkel. El problema es que esto sería como una especie de plan a la desesperada para intentar encauzar la situación del gigante financiero germano, en caso de que todo falle. 

Cuando Deutsche Bank se está preparando para desvelar las cifras de un complicado cuarto trimestre, sus principales ejecutivos tienen sobre la mesa este plan de fusión, que podría ser la única opción si no se ve una mejora clara de los resultados durante los tres primeros meses de 2019. Aunque Deustche Bank sigue centrado en su plan de recortes de costes y optimizacion, lo cierto es que las conversaciones entre sus directivos y el gobierno germano se han intesificado en los últimos meses. El mercado desconfía de la verdadera situación del banco, y el conocimiento de este plan de fusión con Commerzbank, no ha hecho más que disparar los nervios de los inversores. 

En concreto, el sectorial de bancos europeos se deja más de un 1% debido a esta noticia, que ha provocado un descenso para el propio Deutsche Bank de casi el 2,5%. A todo esto hay que sumar el fuerte desplome de los bancos italianos, pues se acaba de conocer que la economía italiana ha entrado oficialmente en recesión, después de que el Producto Interior Bruto se ha contraído por segundo trimestre consecutivo. En concreto, el PIB de la economía italiana ha descendido un 0,2% en el cuarto trimestre del año pasado, después de que hubiera descendido un 0,1% en el tercer trimestre del mismo ejercicio. Es la primera vez que esto sucede desde 2013.

10.00 horas. En negativo

El Ibex 35 acaba de entrar en negativo y pierde un 0,1%, con lo que el efecto positivo que se ha visto en la apertura tras la decisión de la FED de retrasar el alza de los tipos en Estados Unidos, ha quedado completamente difuminado. Dentro del selectivo español, los 'blue chips' son hoy un lastre importante, con Santander y Telefónica perdiendo un 0,6% y ocupando los primeros puestos del furgón de cola. Además, BBVA pierde un 0,5% e Inditex se deja el 0,3%. En el resto de Europa, el Dax sube un 0,9% y el EuroStoxx50 se anota el 0,3%. 

Una apertura alcista

La bolsa española ha abierto con ganancias del 0,4% para el Ibex 35, que se mueve ligeramente por encima de los 9.100 puntos. En el resto de Europa, el Dax alemán se revaloriza un 0,7%, por un 0,4% que avanza el EuroStoxx50 y un 0,5% el Ftse de Londres. 

El optimismo regresa a las bolsas después de que la Reserva Federal se mostrara ayer decidida a hacer una pausa en la subida de los tipos de interés, lo que provocó un rebote del 1,7% en el Dow Jones, del 1,5% en el S&P500 y del 2% en el Nasdaq. En la sesión asiática, el Nikkei japonés ha cerrado con una revalorización del 1%, mientras que el Hang Seng de Hong Kong sube un 1,14%. En el mercado de divisas, el dólar cae con fuerza, lo que lleva al euro/dólar a las 1,1510 unidades. 

El espaldarazo que ha dado el banco central estadounidense ha sido importante y su decisión supone un soplo de aire fresco para las bolsas, agobiadas por el miedo a la ralentización económica y, sobre todo, por la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Ya de paso, ha calmado los nervios de Donald Trump, que ya no sabía cómo decir al presidente de la Fed, Jerome Powell, que el camino que había emprendido el banco central amenazaba con llevar a pique uno de los logros por los que el magnate más presume, el rally bursátil. 

Powell dejó claras dos cosas que "fueron muy bien recibidas por los inversores", dicen los analistas de Link Securities. En primer lugar, que no habrá más subidas de tipos por el momento, ya que la Fed se mantendrá paciente antes de volver a incrementar los mismos; y en segunda lugar, que el tamaño del balance de la Fed puede terminar siendo mayor del esperado, al ser factible que el banco central de por terminada su reducción antes de lo esperado. La reacción de los distintos mercados fue contundente, con un fuerte avance de la renta variable, caídas del dólar, subidas del precio de los bonos y rentabilidades a la baja de la deuda. "Sospecho que las noticias de la Fed triunfarán sobre todo", dice Gavin Friend, analista de National Australian Bank, para resumir el sentimiento de los inversores. 

En Europa, el principal problema es el 'Brexit', donde no hay nada claro. Todo ha quedado ya en manos de Theresa May y de lo que pueda negociar con la UE, aunque los líderes europeos ya han dicho que el acuerdo firmado es el único posible, y no parecen muy dispuestos a ceder. Así que todo pueda pasar, desde un 'brexit' duro hasta una extensión del plazo o incluso un 'no brexit'. De este modo, esta cuestión "seguirá siendo un factor de incertidumbre en las próximas semanas, que creemos mantendrá a muchos inversores al margen de los mercados y a la expectativa", apuntan en Link Securities. 

Ahora, para que el rally siga vivo, solo falta que China y Estados Unidos lleguen a algún acuerdo para poner fin a la guerra comercial, pues desde hoy, queda un mes justo para que finalice la tregua que firmaron en noviembre Donald Trump y Xi Jingpin. De entrada, hoy ha salido el dato del PMI de Servicios en China, que ha quedado en 54,7 puntos en diciembre, por encima de los 53,8 puntos esperados por los analistas. También ha salido algo mejor el PMI de manufacturas, en 49,5 puntos frente a una previsión de 49,3 puntos. 

Dentro del Ibex, las mayores subidas son para Mediaset, con un alza del 1,4%, seguido de Siemens Gamesa ( 1,2%), Dia ( 1,1%), Técnicas Reunidas ( 1%) y Cellnex Telecom ( 1%), mientras que en el lado contrario están IAG (-0,6%), Acerinox (-0,2%), Merlín Properties (-0,1%) y Melia Hotels International (-0,1%).

En el Mercado Continuo, las acciones de Liberbank se anotaban una subida del 2,4%, hasta 0,44 euros, en la apertura tras presentar sus resultados, con un beneficio neto de 110 millones de euros al cierre del ejercicio 2018, frente a las pérdidas de 259 millones de euros registradas un año antes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.