El Ibex-35 gana un 3,83% en la semana y cierra sobre los 9.100

bolsa

El selectivo español ha rebotado tras la ligera caída sufrida en la sesión de ayer a cuenta del anuncio de la ampliación de capital del Banco Popular. Al cierre, daba un último cambio en los 9.107,3 puntos, lo que supone una revalorización del 0,31%. El resto de indicadores europeos lo hizo peor. Así, el Dax alemán se apuntó un 0,13%, mientras que el Ftse 100 británico y el Cac 40 francés apenas avanzaron alrededor de un 0,05%. En rojo terminaron el Ftse Mib de Milán, que retrocedió un 0,17%, mientras que el PSI-20 de Lisboa retrocedió un 0,06%. Con ello, el selectivo español cierra su tercera semana consecutiva al alza y con una rentabilidad que se ha acercado al 4% (se quedó en el 3,83%), un porcentaje un poco superior al registrado por otros indicadores europeos. Así, el Dax alemán y el Cac 40 francés se han revalorizado alrededor de un 3,7% en las cinco últimas sesiones, mientras que el PSI-20 de Lisboa, el Ftse 100 británico y el Ftse Mib de Milán han avanzado alrededor de un 1,85%. 

El Popular volvió a ser el peor valor del día en el selectivo español, con un descenso del 8,20%. A continuación se colocó Técnicas Reunidas, con un descenso del 2,80%. Acerinox y ArcelorMittal se situaron después, con una caída del 1,60% y del 1,48%, respectivamente. Entre los grandes valores, pérdidas para Telefónica y Repsol, que se dejaron un 0,31% y un 0,25%, respectivamente. Entre los bancos, cierto contagio únicamente sufrió el Sabadell, que se dejó un 0,62%, mientras que Bankinter perdió un 0,12%, tras salvarse en la sesión de ayer de la caída que registró el resto del sector financiero.  

En verde, Inditex fue el valor más rentable, con una revalorización del 1,79%, seguido de Grifols, que se anotó un 1,51%. Ferrovial fue el otro valor que ganó más de un punto porcentual. Después, Red Eléctrica, que avanzó un 0,98%. Santander, por su parte, se apuntó un 0,96%, y fue otro de los grandes apoyos del selectivo español. Entre los 'blue chips', también ganancias para Iberdrola, que avanzó un 0,31%, mientras que BBVA ganó un 0,23%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Quabit ganó un 12,95%, seguido de Deoleo y de Inmobiliaria del Sur, que se apuntaron más de un 4%. En rojo, sólo Sniace perdió más que el Popular, al retroceder algo más de un 9%. 

Desde el punto de vista macroeconómico, el selectivo español se pudo apoyar en los datos de ventas al por menor en España, que crecieron en abril a un ritmo interanual del 6,4%. Además, continúa incrementándose la concesión de hipotecas. 

Wall Street: relativas buenas noticias

Aunque las cifras más relevantes del día vinieron de Estados Unidos, con la segunda revisión del PIB del primer trimestre y fue al alza desde una tasa trimestral anualizada del 0,5% revelada por la primera estimación, hasta el 0,8%. De todas maneras, esta cifra se colocó un poco por debajo de lo esperado (0,9%). La confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan también fue algo peor de lo esperado, al revisarse a la baja desde los 95,8 puntos hasta los 94,7, cuando los analistas habían previsto que se situara en los 95,4 puntos. Estas referencias cotizaron ligeramente al alza en los índices de Wall Street que, de todas maneras, estaban a la espera de la intervención de la presidenta de la Reserva Federal norteamericana, Janet Yellen, que quizás diera detalles sobre los próximos movimientos en política monetaria. De momento, en el mercado de divisas, el euro retrocedía algo más de medio punto porcentual respecto al billete verde, hasta colocarse en niveles de 1,1133 unidades. 

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono americano a diez años subía levemente desde el 1,83% hasta el 1,84%. El mercado da una probabilidad del 32% a una subida de los tipos de interés en junio y del 54% a que ocurra en el mes de julio. 

En Europa, comportamiento mixto en el mercado de deuda: la rentabilidad del bono español a diez años bajaba desde el 1,51% hasta el 1,49%. Mientras tanto, el interés del bono alemán a diez años se mantenía en el 0,14%. En Grecia, en cambio, volvía a subir la rentabilidad del bono para volver a colocarse bien por encima del 7%, que durante la semana ha llegado a perder en algún momento al calor del acuerdo para reestructurar la deuda. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 0,75%, hasta los 49,22 dólares. No ha logrado consolidarse sobre los 50 dólares que llegó a conquistar en algún momento de la semana. Tampoco en Estados Unidos: el barril de West Texas perdía un 1%, hasta retroceder por debajo de los 49 dólares. El oro, por su parte, sufría su octava sesión consecutiva de pérdidas. Ya se cambia por poco más de 1.210 dólares.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.