El Ibex-35 conquista los 8.500 puntos

bolsaMadrid

Fuertes subidas en los mercados de renta variable europeos, encabezados por el Ftse Mib de Milán y por el Ibex-35, que ganaron más de dos puntos porcentuales. El selectivo español terminó el día con una revalorización del 2,4%, para dar un último cambio en los 8.506 puntos. El Ftse Mib de Milán se apuntó un 2,83%, más que el Ibex-35. El Cac 40 francés se anotó un 1,57%, mientras que el Dax alemán avanzó un 1,33%. El PSI-20 de Lisboa ganó un 0,84% y el Ftse 100 británico terminó plano el día. 

Algunas acciones del selectivo español registraron comportamientos verdaderamente explosivos. ArcelorMittal encabezó los ascensos, con una revalorización del 8,43%. A continuación se colocó el Popular, con una fuerte subida del 8,01%. Santander e IAG ganaron más de un 6%. Bankia y Mapfre avanzaron alrededor de un 5,85%. El Sabadell se anotó cerca de un 5%, mientras que BBVA y CaixaBank ganaron un 4,31% y un 4,20%, respectivamente. Acerinox y Repsol, mientras, se apuntaron un 3,64% y un 3,54%, respectivamente. Bankinter y Dia también avanzaron más de un 3%. 

Entre los grandes también destacó Telefónica, que subió un 2,95%. 

En rojo, una decena de valores. Entre ellos, Grifols fue el peor, con un descenso del 1,79%. Después se colocó Aena, que retrocedió un 1,16%. Endesa y Amadeus perdieron alrededor de un 0,80%. Gas Natural, mientras, perdió un 0,7%. Red eléctrica, Iberdrola, Enagás, Viscofán y Acciona completaron la lista de valores en negativo. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Tecnocom fue el valor más rentable, con una revalorización del 9,95%. Después se colocó Ercrós, con una subida del 8,51%. Fueron los dos únicos valores que ganaron en rentabilidad a Arcelor y al Popular. 

En negativo, Baviera, que se dejó un 3,29%. Después, Adolfo Domínguez, que perdió un 2,70%. Fueron las dos únicas compañías de la Bolsa española que perdieron más que Grifols. 

En el Eurostoxx 50, fuertes subidas de la banca italiana, quizás descontando un próximo rescate. Posiblemente ello apoyó en gran medida las subidas que registraron todas las Bolsas europeas. Unicredito ganó cerca de un 14%, mientras que Intesa SanPaolo se apuntó cerca de un 7%. Fueron los dos valores más rentables del Eurostoxx 50 y a continuación se colocaron otros valores del sector financiero del Viejo Continente. Todo el índice sectorial bancario europeo terminó con fuertes avances: el que peor lo hizo fue el Bank of Ireland y se anotó un 2,16%. 

El Dow Jones cierra en máximos históricos

Con las subidas de hoy, las acciones a nivel global han borrado las pérdidas provocadas por el 'Brexit' (no el Ibex-35, que se encontraba casi en los 8.900 puntos antes de conocerse el resultado de la votación en el Reino Unido). No sólo eso. Wall Street ha alcanzado un récord: tanto el Dow Jones ( 0,66% en 18.347,67 unidades) como el S&P 500 ( 0,70% en 2152,14 puntos básicos) han cerrado en máximos históricos en una sesión que se vio beneficiada por el aumento en los precios del crudo ante la perspectiva de más estímulos en las economías desarrolladas. 

En el mercado de deuda, vimos fuertes subidas de las rentabilidades de los bonos más seguros, lo que muestra una reducción de la aversión al riesgo. El rendimiento de los títulos alemanes a diez años mejoró desde niveles del -0,17% hasta el -0,10%. La rentabilidad del bono estadounidense a diez años subió desde el 1,43% hasta el 1,50%. Subieron, pero mucho menos, los rendimientos de los títulos italianos a diez años: desde el 1,15% hasta el 1,17%, mientras que los de los títulos italianos pasaron desde el 1,20% hasta el 1,22%. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, recuperaba un 3,20% y se cambiaba por casi 48 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 2,75%, hasta los 46 dólares. 

En cambio, como de todos los refugios, salió dinero del oro: al cierre de la jornada europea retrocedía un 1,25%, hasta los 1.338 dólares la onza.

En el mercado de divisas, el euro, al cierre ganaba apenas un 0,11% respecto al billete verde, para colocarse el tipo de cambio en 1,107 unidades. Por la mañana, la divisa comunitaria llegó a superar el nivel de 1,112 unidades. 

La que subía con mucha más fuerza y, además, creciente, era la libra, que avanzaba al cierre un 1,86%, hasta colocarse en 1,324 unidades, los niveles más altos desde el 3 de julio. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.