El Ibex-35 cierra con un descenso del 0,92% antes de la intervención de Puigdemont

Media hora antes del momento fijado para el inicio de la comparecencia del president Carles Puigdemont en el Parlament (se ha retrasado una hora y no está previsto que comience hasta las 19 horas), el Ibex-35 daba un último cambio en los 10.142 puntos, lo que supone un descenso del 0,92%. La prima de riesgo se ampliaba, pero de forma reducida. Calma tensa, pues, en una jornada que se presume decisiva para las relaciones entre Cataluña y el resto de España. 

bolsa

La decisiva intervención del president Carles Puigdemont en el Parlament pilla a los mercados europeos cerrados, porque está previsto que se inicie a las seis de la tarde (se acaba de retrasar una hora, hasta las siete de la tarde). Pero las Bolsas han estado todo el día nerviosas, ante la previsión de que Puigdemont pudiera realizar la declaración unilateral de independencia o algo más suave y simbólico, ambas posibilidades con probables consecuencias judiciales para el President y el resto del Govern. Aunque no hay que descartar la posibilidad de un retraso de la DUI (declaración unilateral de independencia). Así, el Ibex-35 ha ido incrementando sus pérdidas a medida que han ido pasando las horas. El indicador comenzaba el día en el entorno de los 10.200 puntos y lo cierra en los 10.142 puntos, lo que supone un descenso del 0,92%. 

Menos de un tercio de los valores del selectivo terminaron la jornada en verde. Siemens Gamesa fue el que más ganó, con una revalorización del 3,41%. Después se colocó Cellnex, al sumar un 1,28%. Técnicas Reunidas se apuntó un 0,60%. Ganancias también para Amadeus, Mapfre, Abertis, Aena, Repsol e Iberdrola. También se salvó de los recortes Endesa, que terminó la jornada sin cambios.

En negativo, Dia fue el valor que más cayó por segunda sesión consecutiva, con un descenso del 4,28%, seguido de Santander, CaixaBank y Colonial, que perdieron más de dos puntos porcentuales. Meliá, Acerinox, ArcelorMittal, Viscofán y Grifols bajaron más de un punto porcentual. Variado grupo, pues, el que se ha colocado entre los peores valores del indicador español, sin que se hayan salvado algunos de los que recientemente han cambiado su sede desde Cataluña al resto de España. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Abengoa 'B' fue el valor más rentable, con una subida del 9,09%. Fue el único valor que ganó más que Siemens Gamesa. En rojo, el peor, Pescanova, con un descenso del 8,39%. 

La mayor parte de los índices en Europa han terminado la sesión con pérdidas, aunque las más importantes se las apuntó el selectivo español. Así, el Ftse Mib de Milán se dejó un 0,63%, mientras que el Dax alemán bajó un 0,21%. El PSI-20 de Lisboa y el Cac 40 francés retrocedieron alrededor de un 0,05%. En verde, el único, el Ftse 100 británico, que se apuntó un 0,40%.

La deuda española, tranquila; la catalana, no

La deuda española, en cambio, apenas sufrió. La rentabilidad del bono español a diez años apenas avanzó desde el 1,66% hasta el 1,69% (por debajo de los máximos que marcaba la semana pasada en el entorno del 1,75%), mientras que la de su comparable italiano pasaba desde el 2,10% hasta el 2,12% y la de su equivalente alemán se mantenía en el 0,44%. Así pues, la prima de riesgo se ampliaba, pero de manera más que discreta: la de España pasaba desde los 122 hasta los 124 puntos básicos (por debajo de los algo más de 130 puntos básicos que marcaba la semana pasada en el momento de mayor tensión).

En la que sí se ha visto una mayor tensión ha sido en la deuda catalana a más corto vencimiento. Una emisión que vence en 2018 ha saltado en los últimos días de una rentabilidad del 2,03% antes del referéndum hasta el 3,65% en la actualidad. 

También ha repuntado la rentabilidad del bono catalán de referencia que vence en 2020: desde el entorno del 2,5% actual hasta el 3,34% en que se sitúa ahora. 

En el mercado de divisas, pese a las dudas sobre Cataluña, el euro ganaba posiciones frente al billete verde: subía algo más de medio punto porcentual, hasta superar el nivel de 1,18 unidades. Aunque este comportamiento se debe a las dudas crecientes respecto al plan fiscal de Donald Trump, así como a las incertidumbres que despiertan las actas de la última reunión de la Reserva Federal norteamericana. 

De todas maneras, Wall Street comenzaba la sesión en positivo y marcando nuevos máximos, gracias en gran medida al fuerte repunte registrado por Wal-Mart, que se anotaba alrededor de un 4,5% al cierre de la sesión europea. En todo caso, la rentabilidad del bono americano a diez años retrocedía desde el 2,36% hasta el 2,33%, lo que sí descontaba las mayores dificultades que puede encontrar el Gobierno americano para sacar adelante las rebajas de impuestos. De hecho, el presidente Donald Trump anunciaba esta tarde que planea introducir cambios en su programa impositivo en las próximas semanas. 

En el mercado de materias primas, el oro encadenaba su tercera sesión consecutiva de ascensos: avanzaba un 0,61%, para colocarse por encima de los 1.290 dólarees, máximos desde el 26 de septiembre. 

El precio del barril de Brent, de referencia en Europa, ganaba un 1,79%, para situarse en los 56,79 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se anotaba un 1,90%, para recuperar otra vez los 50 dólares. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.