El Ibex-35 aceleró al final y se aseguró los 10.800 puntos

El selectivo español logró terminar el día marcando un nuevo máximo anual por encima de los 10.800 puntos, gracias a la contribución del sector financiero y, en general, de todos los grandes valores. Sólo media docena de sus componentes acabaron la jornada con pérdidas.