El deterioro de las perspectivas de ganancias en tecnológicas afecta a Seúl

El Bolsa de Seúl volvió a caer este jueves después de que los inversores se mostraran preocupados por las expectativas pesimistas sobre ganancias corporativas y especialmente entre las grandes tecnológicas del país.

El índice de referencia Kospi bajó 17,52 puntos, un 0,82 %, hasta situarse en 2.128,10 unidades, en una sesión en la que se movieron 4,31 billones de wones (unos 3.400 millones de euros).

El índice de valores tecnológicos Kosdaq retrocedió 8,73 puntos, un 1,2 %, hasta 719,72 enteros.

El parqué surcoreano abrió a la baja al son de las pérdidas registradas en Wall Street y no logró levantar cabeza, pues los inversores extranjeros e institucionales se dejan llevar por las ventas ante el persistente deterioro de las perspectivas de ganancias corporativas, sobre todo en el sector de los chips.

La tecnológica y valor de referencia del mercado local, Samsung Electronics, se dejó un 1,1 % y el segundo fabricante de semiconductores surcoreano, SK hynix, retrocedió un 1,5 %.

LG Display, el segundo mayor fabricante de pantallas de cristal líquido (LDC) del mundo tras Samsung, cayó un 3,73 %.

El sector farmacéutico cosechó resultados mixtos. La mayor empresa surcoreana del sector, Celltrion, bajó un 1,37 % y Samsung BioLogics cedió un 1,39 %, mientras que su competidora Hanmi Pharmaceutical cerró la sesión un 1,58 % al alza.

La divisa local perdió 2,30 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.136,80 wones al cierre de la sesión.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.