El BCE publica una guía para reconocer sistemas institucionales de protección

El Banco Central Europeo (BCE) ha publicado hoy una guía sobre el reconocimiento de sistemas institucionales de protección (SIP) a efectos prudenciales.

Este documento tiene por objeto garantizar la coherencia, eficacia y transparencia de la política supervisora que se aplicará en la evaluación de los SIP.

Su publicación señala el final del proceso de consulta pública, según el BCE.

De acuerdo con la definición del Reglamento de Requisitos de Capital (RRC), un SIP es un acuerdo de responsabilidad contractual o legal de un grupo de entidades de crédito que protege a las entidades que lo integran y, en particular, garantiza su liquidez y solvencia.

"El reconocimiento de un SIP se traduce en la relajación de algunos de los requisitos prudenciales aplicables individualmente a sus miembros", dice el BCE.

Este tratamiento, comparable al que reciben las entidades que pertenecen a un grupo bancario consolidado, solo es aplicable si se cumplen los requisitos establecidos en la legislación, por ejemplo, la capacidad del SIP de apoyar a los miembros que se encuentren en dificultades.

La guía establece el enfoque que el BCE aplicará cuando evalúe si se cumplen esos requisitos.

La decisión final sobre la aprobación de un SIP se adoptará caso por caso conforme a los criterios recogidos en la guía.

La versión final de la guía del BCE refleja los comentarios remitidos por los interesados durante la consulta pública.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.