Digestión

La Bolsa española ha perdido hoy el 1,38 por ciento y ha descendido hasta los 10.450 puntos, condicionada por la recogida de beneficios y la negativa evolución de Wall Street después de varios días en máximos históricos.

Para hacer esta digestión, el mercado bursátil ha necesitado unas amenazas de guerra nuclear entre Corea del Norte y los Estados Unidos que han favorecido la toma de plusvalías.

Mientras el conveniente miedo se alimenta, crece el precio del oro, que se acerca a 1.300 dólares la onza, y los inversores se ceban en los valores previamente engordados, sobre todo en los bancos.

Parece que después de alzarse sin convicción sobre los 10.700 puntos, la bolsa sigue necesitando tomar un digestivo, aliviar "sus comidas", que una vez digeridas darán un rico abono y nuevos rendimientos a los ávidos buscadores de precios asequibles.

Había hartazgo, no confesado, desde el comienzo de la semana y el convencimiento de que las alturas dan vértigo, por lo que no ha resultado escandaloso el repliegue y que se centrara en los bancos, protagonistas de la bajada en esta jornada.

De esta manera, el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, cayó 146 puntos, el 1,38 por ciento, hasta 10.450 puntos, nivel desconocido desde hace casi tres semanas. En el año, todavía gana el 11,74 por ciento.

Mientras el euro se negociaba a 1,174 dólares, todas las plazas europeas bajaban, aunque menos que la nacional: Londres el 1,44 por ciento; Fráncfort el 1,15 por ciento; el índice Euro Stoxx 50 el 1,01 por ciento; Milán el 0,76 por ciento y París el 0,59 por ciento.

De los grandes valores, la mayor caída correspondió a Banco Santander, el 2,3 por ciento, mientras que telefónica cedió el 1,82 por ciento; BBVA el 1,75 por ciento; Inditex el 1,31 por ciento; Iberdrola el 1,29 por ciento y Repsol el 0,8 por ciento.

Siemens Gamesa registró la mayor caída del IBEX, al ceder el 2,83 por ciento, y Mediaset fue la única compañía de este índice con ganancias al subir el 0,23 por ciento.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.