Cuatro bancos presentarán sus cuentas de 2016, lastradas por cláusulas suelo

Bankia, BBVA, CaixaBank y Banco Popular presentarán esta semana sus cuentas de 2016, lastradas, en su mayor parte, por las[…]

Bankia, BBVA, CaixaBank y Banco Popular presentarán esta semana sus cuentas de 2016, lastradas, en su mayor parte, por las nuevas provisiones que han tenido que dotar para atender a las devoluciones de las cláusulas suelo indebidas que cobraron en su momento a los clientes con hipotecas.

El primero en hacerlo será Bankia, mañana antes de la apertura del mercado, y aunque eliminó las cláusulas suelo en 2015 verá caer su beneficio un 16 %, hasta los 868 millones de euros, según el consenso de los analistas consultados por Efe.

Otro de los grandes del sector, el BBVA, comunicará el miércoles, 1 de febrero, un beneficio anual de casi 3.500 millones de euros, que será un 32 % superior al obtenido el año anterior, teniendo en cuenta los cálculos de los expertos.

Al día siguiente, será Caixabank la que anuncie unas ganancias anuales de unos 1.265 millones de euros, un 55 % superiores a las correspondientes al año anterior.

El pasado lunes los bancos comunicaron a la CNMV su valoración sobre las consecuencias que tendría para sus cuentas la aprobación -el viernes anterior- del real decreto ley de medidas urgentes de protección a los consumidores sobre cláusulas suelo, aunque gran parte del dinero ya está provisionado.

En general, los bancos españoles prevén unas dotaciones cercanas a los 2.000 millones para atender a las reclamaciones de sus clientes, cuyo importe total podría acercarse a los 4.000 millones.

Continuando con los resultados de 2016, el gran protagonista de la semana será el Banco Popular, que está en pleno proceso de cambio de presidente y que acaba de atravesar uno de los periodos más difíciles y controvertidos de su historia, que ha contado incluso con una guerra en el consejo de administración para forzar la salida del presidente, Ángel Ron.

Y será Ron el encargado de presentar las cuentas anuales el 3 de febrero, que también expondrá ante los accionistas en la junta extraordinaria convocada para el 20 del mismo mes, en la que se nombrará consejero ejecutivo al nuevo presidente, Emilio Saracho, que accederá a su cargo de forma oficial a partir de ese día.

Publicidad
Publicidad

Saracho, procedente del banco de inversión JP Morgan, fue elegido antes de Navidad por el consejo de la administración del Popular, a instancias de algunos accionistas descontentos con la gestión de Ron, especialmente la familia mexicana Del Valle.

La entidad comunicará unas pérdidas que los analistas calculan en unos 2.500 millones de euros, debido a las provisiones por la devolución de las cláusulas suelo, y a la gestión del "ladrillo", entre otros motivos.

En portada

Noticias de