China interviene para sostener al yuan y calma a las bolsas

china bolsas 630

China ha tomado medidas para detener el desplome de su divisa, el yuan, después de que ayer la moneda rompiera al alza la mítica barrera de los 7 yuanes por dólar, en un agresivo movimiento de respuesta a Estados Unidos para abaratar la moneda y favorecer sus exportaciones. La intervención para frenar el desplome está dando algo más de estabilidad a las bolsas mundiales y ha girado al alza los futuros estadounidenses, después de que ayer el S&P500 se desplomara un 2,98%, marcando la mayor caída del año.

Es cierto que una moneda más débil ayudaría a compensar el impacto de los mayores aranceles sobre los productos chinos, pero China debe hilar muy fino porque una caída sin control del tipo de cambio podría causar inestabilidad en sus mercados y estimular la fuga de capitales, algo que los funcionarios han tratado de evitar en los últimos años. "China quiere que la moneda tenga flexibilidad bidireccional, pero no quiere que el mercado esté demasiado en pánico", explica a Bloomberg Larry Hu, jefe de Economía china en Macquarie Securities. En la apertura de las plazas europeas, el yuan se está negociando en 7,0398 unidades contra el dólar. (Sigue aquí la cotización del dolar/yuan)

Tampoco es que los chinos tuvieran muchas más salidas, ya que como recuerdan los analistas de Link Securities, los funcionarios chinos "ya no podían imponer más tarifas a productos estadounidenses, ya que han gravado con aranceles casi todo lo que está a su alcance". Por eso mismo, el gigante asiático ha optado por atacar a Trump con un "arma" contra elque el presidente estadounidense no tiene tanta facilidad de respuesta. De hecho, un portavoz anónimo del banco central chino indicó que el movimiento fue una represalia a la amenaza de tarifas de Trump.

En realidad, recalcan estos mismos analistas, lo que subyace detrás del movimiento de devaluación realizado por China es que "las posturas comerciales entre ambos países están más distantes que nunca". Además, la posibilidad de que ambas alcancen un acuerdo comercial se antoja muy complicada, y la introducción del elemento divisa, antes secundario, como protagonista en las negociaciones añade más incertidumbre al desenlace de las mismas y genera el temor de que ambas naciones conviertan el conflicto comercial en un conflicto de divisas.

Ahora, el nivel del yuan se ha convertido en una referencia para el mercado y está por ver hasta qué punto China deja caer su moneda. "El Banco de China está enviando señales de que le gustaría mitigar la depreciación del yuan", dice Frances Cheung, jefe de estrategia macro de Asia en Westpac. "El yuan offshoire se había enfrentado a la resistencia alrededor de 7.1 intradía varias veces. Espero que se mantenga en este nivel a corto plazo", asegura este experto. 

Lo que sí es cierto es que el mercado ha comenzado a ajustar sus expectativas tras el audaz movimiento de los chinos; por ejemplo, en Bank of America han pasado de vaticinar un dólar yuan en 6,63 unidades para final de año, a un nuevo cálculo de 7,3 unidades, todo por las expectativas de que China querrá una moneda más débil para compensar los aranceles estadounidenses. En Citi van a más allá y pronostican que el yuan podría caer a 7,5 unidades contra el dólar si las tensiones siguen en aumento. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses