Camino del rally alcista

ibex en los 9000puntos_630

La recta final del año 2019 está registrando un fuerte impulso alcista debido a los diferentes eventos macroeconómicos, los cuáles han dado alas a los mercados tras su a priori resolución positiva, disipando las dudas en torno a ellos, indicando la posibilidad de encontrarnos ante un rally alcista navideño. Este descenso de la incertidumbre se ha visto reflejado por un descenso en el índice VIX. Este singular escenario se puede apreciar en cualquier simulador de bolsa.

Durante los últimos años, los principales catalizadores y generadores de incertidumbre en los mercados financieros a nivel global han sido las tensiones generadas por la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China, las negociaciones del Brexit y las diferentes decisiones por parte de los bancos centrales en relación a los tipos de interés para hacer frente a las previsiones de enfriamiento económico a nivel global debido a los dos puntos anteriores.

Si nos centramos en el Brexit, las elecciones del 12 de diciembre han sido cruciales para el devenir de la libra, ya que de cara a estos comicios, la libra recuperó máximos de 2017, apuntando a una mayoría conservadora y a una salida pactada el próximo 31 de enero tras la nueva prórroga obtenida el pasado mes de octubre. Estos movimientos, estaban en consonancia con los sondeos, ya que estos daban como vencedor a Boris Johnson, confirmándose durante la jornada electoral, otorgando una considerable mayoría absoluta al actual Premier Británico, quien ahora tiene el mandato de llevar a cabo el Brexit tras el acuerdo alcanzado el pasado mes de octubre entre los negociadores del Reino Unido y la Unión Europea.

Este resultado electoral, no solo ha dado un fuerte empujón a la libra esterlina en el mercado de divisas, con un fuerte gap de apertura en el EURGBP y en el GBPUSD, sino que también ha provocado fuertes aperturas alcistas en los principales índices, llevando al IBEX35 a superar los 9600 puntos en su apertura tras cerrar el día anterior en por encima de los 9400 puntos.

Por otro lado en los Estados Unidos, desde el año 2009 hemos podido observar cómo los principales índices norteamericanos viven un importantísimo periodo de expansión que ha llevado al SP500 a cotizar desde los 670 puntos hasta superar los 3100 puntos, superando prácticamente en cada sesión máximo tras máximo, incluso con la inestabilidad generada por la Guerra Comercial entre la Administración de Donald Trump y China durante los últimos meses.

Este fuerte impulso alcista, se ha visto principalmente alimentado por las medidas tomadas por parte de la FED en relación a su política monetaria y de tipos de interés a través del conocido quantitative easing que se extendió bajo las órdenes de Ben Bernanke y Janet Yellen, las cuáles rescataron a la economía norteamericana mediante estos estímulos basados en el fomento del consumo interno a través de los bajos tipos de interés y la compra de activos por parte de la Reserva Federal.

Durante este año 2019, la Reserva Federal estadounidense ha realizado 3 rebajas de tipos hasta situar los tipos de interés en la actual franja de 1.50 - 1.75% y en la última reunión celebrada el pasado 11 de diciembre, el organismo presidido por Jerome Powell, anunció una estabilización en su política de tipos por lo que se espera que éstos se mantengan intactos hasta el próximo año 2021, encontrando un punto de equilibrio en consonancia con el resto del mercado.

Guerra comercial e impeachment

En relación a la guerra comercial para que continúe este periodo alcista, es necesario que se disipen definitivamente todas estas tensiones y se acabe firmando finalmente el acuerdo alcanzado el pasado mes de octubre que cubre el 60% del pacto comercial entre las dos mayores economías del mundo. 

En la jornada del 12 de diciembre, Donald Trump también anunció que se encontraba cerca el acuerdo definitivo con China tras reunirse con sus asesores en relación a la entrada en vigor de los nuevos aranceles que debían entrar en vigor el próximo día 15. Tras esta reunión, Trump anunció una tregua con China dejando sin efecto la entrada de esta nueva batería de aranceles en consonancia con las expectativas de las autoridades chinas, las cuáles esperan que EE.UU retrasase el incremento de estos aranceles previstos cuyo valor superaba los 156.000 millones de dólares. Si finalmente hubiesen entrado los nuevos aranceles en vigor, estos supondrán un 15% adicional, por lo que casi la totalidad de productos que EEUU importa de China estarían afectados por aranceles.
Por otro lado, otro de los puntos calientes que debemos observar en los próximos meses es la evolución del "impeachment" iniciado en Estados Unidos contra Donald Trump, ya que este proceso de destitución comenzó recientemente y un resultado que provocase la salida de Trump de la Casa Blanca podría generar una inestabilidad política que podría arrastrar el devenir de la economía estadounidense, ya que esto podría provocar un giro en la actual política proteccionista llevada a cabo por el presidente Trump. Todo este proceso se ha iniciado pese a que el próximo 3 noviembre de 2020 tendremos elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Análisis técnico

Técnicamente hablando, podemos observar cómo la tendencia alcista sigue su curso, pese a los niveles de sobrecompra que pudimos observar en nuestros indicadores como el Oscilador Estocástico en semanas anteriores, tras superar a finales del pasado mes de octubre el nivel de máximos históricos hasta ese momento en los 3027 puntos en el SP500 y de los 27404 puntos en el Dow Jones a comienzos del pasado mes de noviembre. Este último impulso alcista, se ha visto acompañado por un descenso en la volatilidad tal y como podemos observar en el índice VIX y en el indicador ATR.

Los principales niveles de soporte en el SP500 son su línea de tendencia alcista, el anterior nivel de máximos históricos (que actuó anteriormente como resistencia) y el nivel psicológico de los 3000 puntos. Una posible pérdida de estos niveles, podría llevar al precio a buscar su media exponencial de 200 sesiones tras enfrentarnos a la importante línea de tendencia alcista de largo plazo. No podremos esperar un cambio de tendencia real mientras no rompamos estos niveles de soporte.

En el caso del Dow Jones, podemos observar una situación técnica muy similar, con un nuevo impulso alcista tras retroceder hasta apoyarse en el anterior nivel de resistencia en 12404.14 que actualmente actúa como su principal nivel de soporte tras salirse del nivel de sobrecompra de nuestro oscilador estocástico. Al igual que en el SP500, la tendencia alcista se ha visto acompañada por el descenso en la volatilidad que podemos observar en el ATR. Una pérdida de su nivel de soporte, podría llevar a este índice a enfrentarse a su línea de tendencia de largo plazo y a su media de 200 sesiones.

Si nos centramos en el IBEX35, el fuerte impulso provocado en los mercados financieros tras las elecciones británicas, ha llevado al selectivo español a superar los 9.600 puntos a su apertura tras experimentar un fuerte gap en el precio. De cara a un posible rally navideño, sería importantísimo mantener el nivel de 9400 puntos, ya que este lleva actuando como resistencia desde mediado de octubre, siendo solo superado temporalmente a primeros de noviembre hasta alcanzar los 9480 puntos, formando un doble techo, que llevo al IBEX35 a perder el canal alcista que comenzó en agosto tras las últimas fuertes caídas. Desde mediados de noviembre, nos hemos movido en un importante rango lateral, entre los 9130 y 9400 puntos, por lo que la amplitud de este canal, sería el primer objetivo de este impulso alcista.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.