Caen los beneficios de JPMorgan Chase menos de lo que se esperaba

El mayor grupo bancario de Estados Unidos, JPMorgan Chase, anunció hoy una reducción en sus beneficios netos, como ya esperaba el mercado, pero el descenso fue menor de lo calculado, por lo que estaba siendo recompensado por Wall Street.

JPMorgan Chase tuvo entre enero y junio pasados unos beneficios netos de 11.720 millones de dólares, un 4 % menos que lo registrado en el mismo período de 2015, según anunció en un comunicado antes de que comenzaran las operaciones bursátiles de Nueva York.

Sólo en el segundo trimestre del año, el período que estaba siguiendo más de cerca Wall Street, sus beneficios netos alcanzaron los 6.200 millones de dólares, frente a los 6.290 millones que tuvo entre abril y junio de 2015.

Los datos son resultado de la "reciente incertidumbre y las turbulencias en los mercados", reconoció el presidente y consejero delegado del grupo, Jamie Dimon, aunque el grupo bancario sigue confiado en la marcha de la economía estadounidense.

Los analistas ya esperaban que la nueva ronda de resultados trimestrales de los bancos estadounidenses arrojarían unos datos no muy favorables, entre otras razones por el bajo nivel en las tasas de interés de referencia.

El rendimiento del bono del Tesoro a diez años llegó la semana pasada a niveles mínimos históricos, y esa es una de las razones por la que los expertos calculaban que datos como los que dio hoy JPMorgan Chase no serían muy favorables.

Pero JPMorgan Chase, el primero de los grandes bancos que da a conocer sus resultados, sorprendió e informó de que en el segundo trimestre del año su beneficio neto por acción fue de 1,55 dólares por acción, mientras el mercado esperaba 1,43 dólares.

Wall Street, por ello, colocó a los títulos de JPMorgan Chase a la cabeza del grupo del Dow Jones, con una ganancia del 2,4 % cerca de la media sesión, que, de nuevo hoy, estaba registrando nuevos récords en el Dow Jones y el selectivo S&P 500.

Los datos que proporcionó hoy el grupo bancario, con sede en Nueva York y unos activos de unos 2.500 billones de dólares, indican que en el primer semestre de este año sus ingresos fueron de 47.619 millones de dólares, con un descenso del 1 % respecto a lo registrado en el mismo período de 2015.

Sólo en el segundo trimestre del año, los ingresos de JPMorgan aumentaron un 2,4 %, hasta los 24.380 millones de dólares.

Al explicar estos datos en una conferencia telefónica, los directivos de la firma bancaria descartaron que, a corto plazo, la decisión del Reino Unido de abandonar la UE puedan tener un impacto directo en sus negocios.

"En esta etapa vemos ('Brexit') como un desafío político y económico que llevará tiempo para que se resuelva", afirmó la directiva financiera de la firma, Marianne Lake.

"No representa una crisis financiera y el impacto en el crecimiento global y en la economía de Estados Unidos es pequeño", agregó.

Los datos aportados por JPMorgan demuestran, según los analistas, que los bancos estadounidenses pueden seguir resistiendo la época de bajas tasas de interés, que, de momento, la Reserva Federal no tiene intención de cambiarlas.

"Los bancos han estado viviendo con intereses bajos por mucho tiempo (...). Mientras tanto, continúan reduciendo sus gastos", afirmó el analista David Hilder, de la firma Drezel Hamilton.

Sólo en el trimestre más reciente, JPMorgan Chase redujo en un 5,9 % sus costes, hasta los 13.638 millones de dólares, y en el semestre la reducción fue del 6 %, hasta los 27.475 millones.

Los resultados de JPMorgan preceden a los que dará a conocer el viernes Citigroup, la tercera firma bancaria de Estados Unidos, mientras que Bank of America, la segunda, los anunciará el próximo lunes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.