Becerril pide a la banca una cuenta sin comisiones y correspondencia gratis

La defensora del pueblo, Soledad Becerril, reclama al sector financiero español una cuenta básica sin comisiones y que no cobre a sus clientes por el envío en papel de los extractos bancarios, que según la normativa se deben remitir de forma periódica y gratuita.

En su informe de actividad de 2015, Becerril ha explicado que tuvo conocimiento de que muchas entidades bancarias, de forma unilateral y con el fin de reducir costes, habían dejado de enviar a sus clientes la correspondencia mensual con el resumen de todos los movimientos de sus cuentas, productos o servicios contratados.

Así, en el caso de que el cliente quiera continuar recibiendo el correo postal debe llamar a la entidad y comunicarlo, aunque dicha correspondencia ahora se cobra con una tasa de 0,37 euros por cada carta, según ha denunciado la institución.

La única manera de eludir el pago de la tasa es darse de alta en la oficina de internet de la entidad, según Becerril, que ha criticado que muchos ciudadanos tienen todavía dificultades para acceder y consultar sus facturas de forma "online".

Por eso, ha advertido de que el derecho a recibir las facturas en papel debe ser respetado.

Incluso, ha explicado que una circular de 2012, del Banco de España, establece que las entidades deben remitir periódicamente y de forma gratuita un extracto a los titulares de cuentas corrientes con el saldo disponible y sus movimientos.

Además, el Defensor del Pueblo aboga por la puesta en marcha de una cuenta básica sin comisiones, ya que en su opinión, en una sociedad moderna para no estar excluido y poder contratar los servicios esenciales, los ciudadanos precisan una cuenta corriente de ingresos y pagos sea cual sea su nivel de renta.

En este sentido, ha recordado que en 2014 ya se planteó la necesidad de crear una cuenta bancaria básica sin comisiones.

No obstante, el Ministerio de Economía remitió un informe elaborado por la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera en el que se indicaba que no existían límites legales máximos a las comisiones que las entidades pueden cargar, y que son ellas mismas las que las fijan libremente.

Pese a ello, recuerda Becerril, la normativa vigente incide especialmente en la transparencia de las comisiones y obliga a proporcionar cuentas básicas a un coste razonable.

Unas obligaciones que se verán reforzadas tras la entrada en vigor de la directiva europea para comparar las comisiones de las cuentas de pago, el traslado de cuentas y el acceso a cuentas de pago básicas.

Al respecto, Becerril ha explicado que una vez completada la transposición de dicha directiva todo consumidor tendrá derecho a acceder a una cuenta bancaria a un coste máximo establecido por ley.

Dicho coste debe determinarse en función de parámetros como los niveles de renta nacional y las comisiones medias aplicadas por las entidades, ha dicho la defensora del pueblo, que ha precisado que aunque el plazo para transponer la directiva no expira hasta el 18 de septiembre de 2016, ya se está trabajando para incorporar estos preceptos al ordenamiento jurídico español a la mayor brevedad.

Por último, Becerril ha explicado que en 2015 la institución inició una actuación de oficio tras conocer que una anciana tuvo que estar durante cinco días sin luz y sin calefacción debido a que el banco no le permitió pagar el recibo por ventanilla, consecuencia del horario y días restringidos establecidos por las entidades para realizar estas operaciones.

Aunque ninguna disposición legal establece un horario obligatorio para que las entidades admitan el pago de recibos no domiciliados, la institución insiste en la necesidad de una modificación normativa que permita los pagos durante todo el tiempo que la entidad esté abierta.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.