Ryanair anuncia 11 nuevas rutas desde Edimburgo y cierra una base en Glasgow

La aerolínea irlandesa Ryanair anunció hoy la apertura de once nuevas rutas desde el aeropuerto de Edimburgo y el cierre de una base en el aeródromo internacional de Glasgow el próximo noviembre, debido a la carga impositiva que ha hecho imposible ofrecer bajas tarifas.

En una rueda de prensa en Edimburgo, el director comercial de la compañía, David O'Brien, afirmó que la capital escocesa ampliará su oferta de vuelos con nuevas rutas a once destinos entre los que destacan Sevilla, Lisboa, Berlín, Hamburgo, Estocolmo, Riga y Sofía, y que estimó que atraerán a un millón extra de pasajeros.

En total, desde Edimburgo la aerolínea ofertará 45 rutas, incluyendo el aeropuerto de Londres Stansted, con las que espera transportar a 3,5 millones de pasajeros al año.

O'Brien informó además de que Ryanair reducirá de veintitrés a solo tres sus vuelos desde el aeropuerto internacional de Glasgow y trasladará uno de sus aviones a Edimburgo, desde donde ofertará cinco nuevos trayectos a Berlín, Lisboa, Riga, Sofía y Derry.

"Ryanair lamenta los recortes en el débil mercado de Glasgow, donde los esfuerzos para estimular la demanda de tarifas bajas se ven gravemente obstaculizados por la continua carga del coste del transporte aéreo de pasajeros", señaló el ejecutivo.

Se refirió así al impuesto "Air passenger duty" (APD, tasa sobre el pasajero aéreo) que las aerolíneas deben abonar para los vuelos de larga distancia que despegan del Reino Unido.

"El APD es un problema y cuando lo combinas con un descenso del consumo añade mucha presión al mercado", indicó.

Esta situación ha provocado, según la empresa, que el aeropuerto internacional de Glasgow "simplemente no pueda soportar la carga".

Los servicios operarán con normalidad durante el verano, pero a partir de noviembre solo se podrá volar con Ryanair desde el aeropuerto internacional de Glasgow a Dublín, Wroclaw y Cracovia.

Aunque la medida pondrá en peligro alrededor de 300 puestos de trabajo debido a una caída de 500.000 en el volumen de pasajeros, O'Brien señaló que se compensará con la creación de más de 700 empleos en la capital de Escocia.

El aeropuerto de Prestwick, también en Glasgow, continuará ofreciendo vuelos a ocho destinos entre los que se encuentran las ciudades españolas de Alicante, Fuerteventura, Lanzarote, Málaga y Tenerife.

El responsable de Ryanair añadió que la salida del Reino Unido de la Unión Europea supone una amenaza para el turismo escocés y la industria de las aerolíneas, y que la incertidumbre, si finalmente el "brexit" se produce sin ningún tipo de acuerdo comercial, "puede crear alteraciones en los vuelos".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.