Jubilación

Reducir la tasa de sustitución: clave para salvar las pensiones

Esta tasa es el porcentaje que supone la pensión sobre el último sueldo percibido, ronda en España el 83% y es una de más altas de la OCDE

Reducir la tasa de sustitución contribuiría a sostener las pensiones

El sistema público de pensiones español necesita reformas urgentes y si no se acometen su futuro a medio y largo plazo se verá comprometido.

Las cifras no acompañan. En los últimos diez años las cuentas de las pensiones en España arrastran un déficit continuado que asciende a 116.640 millones de euros y ha habido años en que dos de las 14 pagas, las extraordinarias, se han pagado gracias a la concesión de créditos procedentes de los presupuestos generales del estado.

También la hucha de las pensiones está en caída libre y solo contenía a principios de este año 2.150 millones de euros, una cifra muy inferior a los máximos de 66.815 millones que atesoraba en 2011.

Vienen mal dadas

Y las perspectivas para lo que queda de 2020 auguran lo peor. Según un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), la Seguridad Social cerrará este año con un déficit de entre 56.000 y 68.000 millones de euros, dependiendo de lo grave que sea la crisis.

Una caída muy superior a los 16.000 millones con los que cerró 2019. Este descenso estará causado por el aumento del desempleo y la consiguiente bajada de los ingresos por cotizaciones sociales.

¿Qué más leer?

La fugaz reducción del gasto en pensiones

Según datos de la CE, España puede perder este años 1.737.000 empleos, lo que supondrá un 9% menos de cotizantes a la Seguridad Social.

Para evitar el deterioro de nuestro sistema público de pensiones, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han recomendado al Gobierno de Pedro Sánchez tomar medidas urgentes, entre ellas, reducir la tasa de sustitución - porcentaje que supone la pensión de jubilación sobre el último sueldo percibido en la etapa laboral -.

La tasa de sustitución en España, también conocida como tasa de reemplazo, es una de las más altas del mundo, ronda el 83% de media, 20 puntos porcentuales más que la media de los países de la OCDE. Una cifra muy elevada si se tiene en cuenta que en Estados Unidos es del 49% y en Reino Unido del 29%.

¿Qué más leer?

Los españoles piden que se mantengan los incentivos fiscales a los planes de pensiones

Y puede incrementarse a medio plazo. Según la OCDE, si el Gobierno español no toma medidas podría subir hasta el 90 por ciento en los próximos años aumentando la cuantía de las pensiones.

Esta subida ya se está produciendo, en junio la pensión media de jubilación se ha situado en 1.161,8 euros mensuales, un 2,1% más que en el mismo mes de 2019.

Según Hervé Boulhol, economista senior y responsable de pensiones de la División de Trabajo y Política Social de la OCDE, “para lograr la sostenibilidad del sistema público de pensiones o se incrementan los ingresos o se reducen las prestaciones”.

Y una forma de conseguirlo es retrasar la edad de jubilación y tener en cuenta toda la vida laboral al calcular el monto de la pensión.

Ahora, para determinar la base reguladora de la pensión se tienen en cuenta las bases de cotización de los últimos 22 años anteriores al mes previo de la jubilación. Estos 22 años irán aumentando hasta los 25 en 2027.

También para Miguel Ángel Menéndez, director de Previsión Social en Mercer España, reducir la tasa de sustitución supondría dar un respiro al sistema público de pensiones porque “esta tasa acentúa el déficit de la Seguridad Social”.

¿Qué más leer?

Cómo blindar la jubilación contra las reformas de las pensiones que vendrán

A juicio de Gonzalo Núñez, profesor del Centro de Estudios Financieros y director del Departamento Laboral de Bardají/Honrado Abogados, la reducción de la tasa de sustitución vendrá dada “por la aplicación de medidas de contención del gasto en pensiones como el factor de sostenibilidad y la limitación a la revalorización de pensiones”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.