Jubilación

Unespa contra el Gobierno: dice que se equivoca al eliminar los incentivos de los planes privados

La patronal del seguro apoya el interés de José Luis Escrivá por impulsar los planes de empleo, pero no a costa de “fagocitar” los planes de pensiones individuales

El Ejecutivo quiere impulsar los planes de pensiones de empleo a costa de los planes de empresa

La patronal del seguro, Unespa, ha criticado la decisión el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, de impulsar fiscalmente, de forma preferente, los sistemas de pensiones sustentados en el marco de la negociación colectiva trasladando progresivamente los beneficios fiscales de los planes de pensiones del sistema individual a los planes de pensiones de empresa.

Según declaró un portavoz de Unespa a FINANZAS.com: “Consideramos que impulsar el segundo pilar de previsión social formado por los planes de pensiones de empleo es muy positivo, pero no a costa de fagocitar el tercer pilar formado por los planes de pensiones individuales”.

Unespa considera que el Gobierno debería apoyar “con el mismo interés” el segundo y el tercer pilar de previsión social”. El primer pilar lo conforma el sistema público de pensiones.

José Luis Escrivá basa su decisión en que se ha constatado un estancamiento de los planes colectivos frente al crecimiento del patrimonio invertido en planes individuales, “a pesar de que la rentabilidad de los primeros es mayor y sus comisiones son menores”.

Según datos de Inverco, la patronal española que agrupa a las instituciones de inversión colectiva, la rentabilidad de los planes individuales a un año alcanzó en 2019 el 8,81%, mientras que la de los planes de empleo escaló hasta el 8,74%. Donde sí se aprecian los mayores retornos aportados por el sistema de empleo es en el plazo a diez años, en que su rentabilidad alcanzó el 3,98%, y la del sistema privado el 2,84%.

José Luis Escrivá puso como ejemplo de éxito a seguir el modelo de planes de empleo impulsado en el País Vasco, que “tiene un alto número de partícipes y en el que la negociación colectiva juega un papel importante con participación de la empresa y el trabajador”.

El sistema individual cuenta con un patrimonio de 79.850 millones de euros, mientras que el de empleo suma 35.710 millones

Para Unespa el apoyo que intenta dar el Gobierno a los planes de empresa es “positivo” y así lo ha solicitado la patronal a los últimos gobiernos del PP y del PSOE en numerosas ocasiones. Se trata de “una buen idea”, consideran, pero “no restando incentivos a los planes individuales”, ya que “ambos son pilares complementarios y necesarios para impulsar el ahorro privado en España”.

Otro de los inconvenientes que ven a la propuesta de Escrivá es que potenciar los planes de empresa llevará tiempo, y ponen como ejemplo el caso de Reino Unido que tardó más 15 años en madurar unos planes de pensiones de empleo semiobligatorios que están dando muy buenos resultados.

“El segundo pilar en España está poco desarrollado porque más del 90 por ciento del tejido empresarial español lo conforman pymes y solo un número muy reducido de ellas cuenta con estos planes, por lo que impulsarlos llevará mucho tiempo”, apunta el portavoz de la patronal.

El sistema individual cuenta con un patrimonio de 79.850 millones de euros, mientras que el de empleo suma 35.710 millones, por ello, según el portavoz de Unespa, “hay que incentivar que se siga metiendo dinero en ambos sistemas que ayude a complementar las pensiones públicas, porque conseguir que los planes de empleo lleguen al nivel que tienen los individuales requerirá muchos años”.

Los planes no desgravan, difieren la tributación

Desde Unespa contradicen al ministro al señalar que los planes individuales “no desgravan”, sino que difieren la tributación hasta el momento de su recate. Las aportaciones a un plan de pensiones durante el año reducen de la base imponible del IRPF hasta la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros o hasta el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.

Noticia sorpresa

El portavoz de Unespa reconoce que la decisión del ministro Escrivá les ha “sorprendido”: “Sí se sabía que había realizado un estudio sobre el tratamiento fiscal de los planes de pensiones y que prefiere los planes de empleo a los privados. Eso sí era público, pero no imaginamos que podía tomar la decisión de impulsar el crecimiento de un sistema respecto al otro. Esto no lo esperábamos”.

Tampoco desde Mapfre comprenden la iniciativa de Escrivá. Su consejero delegado José Manuel Inchausti,apoya la idea del Gobierno de impulsar los planes de empleo, pero no a costa de eliminar las ventajas fiscales al sistema individual.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

¿Qué más leer?