Escrivá da la vuelta a su discurso sobre las pensiones de los baby boomers

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, no prevé modificar la edad de jubilación porque el problema es que hay pocos trabajadores de 55 años

La generación de los babyboomers centró parte de la comparecencia del Ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante su comparecencia en el Congreso para explicar la reforma de las pensiones.

El ministro se refirió a que será una generación muy amplia que cuando se jubile podría poner en jaque la sostenibilidad del sistema. Para ello, Escrivá defendió su reforma ya que de no haberse hecho "todos tendrían que pagar las pensiones vía impuestos" o bien éstas tendrían que ser más bajas.

Publicidad

La semana pasada, el ministro planteó que los nacidos entre 1960 y 1975 deberán asumir "un pequeño ajuste en su pensión" o, en su defecto, trabajar más tiempo para compensar que la generación que viene inmediatamente por detrás de la suya es mucho menos numerosa.

Estas palabras causaron gran revuelo, lo que obligó al Ministro, tras la presión de Moncloa, a rectificar sus palabras, señalando que "no tuve mi mejor día, fueron unas reflexiones en voz alta".

Y este miércoles, tras varios días de matizaciones, quiso hacer referencia a la jubilación de estos trabajadores puesto que genera un desafío. Para ello, Escrivá insistió que este esfuerzo no puede recaer en los hijos de esta generación.

Publicidad

Cumplir con la edad legal de jubilación

Asimismo, defendió la edad legal de jubilación (que para 2021 está fijada en los 65 años, pero que se irá ampliando de manera progresiva hasta los 67 años).

Para el ministro, esta edad es "adecuada" y no cree que haya que modificarla, pero sí que señaló, durante su comparecencia en el Congreso que hace seguimiento del Pacto de Toledo, "el problema en España es que hay poca gente trabajando a partir de los 55 años en comparación con la Unión Europea".

Publicidad

Esto supone criticar las prejubilaciones, de facto, realizadas en los últimos años, especialmente en el sector bancario.

Revalorización con el IPC

Durante su intervención, Escrivá defendió la abolición del factor de sostenibilidad de las pensiones debido a que los trabajadores que tengan ahora entre 30 y 40 años y se jubilen a partir de 2050 tendrían una merma de su pensión muy superior a la generación anterior que se jubilará a partir de 2030.

"De ahí la importancia de la equidad", insiste Escrivá.

También hizo referencia a la revalorización de las pensiones, que a partir de la reforma se actualizará con el IPC. Para él ministro se trata de una medida necesaria que permita "garantizar el poder adquisitivo de las pensiones", asimismo permite saber a los pensionistas saber en todo momento cuánto ganarán cada año en su pensión.

En portada
Publicidad
Noticias de