El mercado inmobiliario sufre los primeros efectos del alza de tipos

El descenso en la venta de vivienda nueva registrado en septiembre muestra los efectos de las subidas de los tipos de interés en el mercado inmobiliario

Las compraventas de viviendas en España registraron un alza interanual del 6,9 por ciento en septiembre, pero con un descenso en la venta de vivienda nueva, lo que según analistas del sector podría mostrar los primeros los efectos del alza de tipos en el mercado inmobiliario.

Los datos publicados el miércoles por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) mostraron que en septiembre se cerraron 57.333 transacciones inmobiliarias, lo que supone el octavo mes de este año en el que se supera la barrera de las 50.000 operaciones, aunque la tendencia podría no ser duradera.

Publicidad

"Las compras cerradas en septiembre todavía no se enfrentaban a tipos hipotecarios de agosto, porque son operaciones que llevan un tiempo estimado de entre 60 y 90 días, entre la firma de arras y la concesión de la hipoteca, por lo que es probable que la primera subida de tipos ejecutada en julio aún no tuviese un efecto ralentizador, ya que son operaciones que ya se habían iniciado previamente", dijo María Matos, directora de estudios y portavoz de Fotocasa.

Los ciudadanos aceleran las compras

"Esta cifra tan alta de septiembre corresponde a un aceleramiento por parte de los ciudadanos, que se han apresurado a comprar para intentar sortear el endurecimiento de las condiciones crediticias", agregó.

El Banco Central Europeo (BCE) ha subido los tipos de interés en un total de 200 puntos básicos desde julio, su ritmo más rápido de endurecimiento monetario hasta la fecha, ante el meteórico ascenso de la inflación en el contexto de la guerra de Ucrania y la apertura económica tras la pandemia de COVID-19.

Publicidad

Los riesgos de un cierre rápido del grifo del dinero barato han llevado a algunos analistas y miembros del propio BCE a advertir sobre los riesgos para la actividad, especialmente con una economía al borde de la recesión.

Publicidad

El informe del INE muestra que, mientras que la compraventa de viviendas de segunda mano aumentó un 10,7%, los datos de vivienda nueva mostraron una disminución del 7,8%, su mayor descenso desde julio de 2020, según un portavoz del INE.

El enfriamiento de las compraventas es una realidad

"Aunque la estadística oficial va con cierto decalaje, ya que se refiere en su mayoría a las operaciones firmadas en agosto y principios de septiembre y apenas refleja la subida de tipos de ese mes, los datos muestran que el enfriamiento de las compraventas es una realidad", dijo Francisco Iñareta, portavoz de Idealista.

Con todo, Iñareta advierte que, pese al dato de vivienda nueva, habrá que esperar a las cifras de octubre para analizar el alcance real del encarecimiento de los créditos.

"En ningún caso podríamos hablar de batacazo para el sector, ya que las 57.000 viviendas vendidas suponen el mejor dato desde septiembre de 2007 y en cómputo global seguimos cerca de las 650.000 viviendas vendidas en 12 meses, una cifra récord desde junio de 2008", dijo Iñareta.

En este sentido, Matos apuntó que de momento los precios podrían no sufrir como consecuencia del encarecimiento del crédito, ante la fortaleza de la demanda, la inflación generalizada y la limitada oferta.

Publicidad

"Podemos encontrarnos con una grave problemática de subida de precios, si la demanda continúa tan latente. No solo por la inflación desbocada, que afecta al coste de los materiales, a la producción y logística, que ha ocasionado la ralentización y paralización de algunas promociones, sino a la demanda de compra tan fuerte y solvente frente a los niveles productivos tan escasos de la vivienda a estrenar", dijo.

En portada

Noticias de