Inmobiliario

El precio de la vivienda resiste a pesar del desplome de las operaciones

El precio de la vivienda apenas cae un 2% en marzo, cuando entró en vigor el estado de alarma, y a pesar de que las operaciones caen a doble dígito

Viviendas
Viviendas

La aprobación del estado de alarma el pasado 14 de marzo en España golpeó con fuerza las operaciones del mercado inmobiliario.

¿Qué más leer?

Parón en la vivienda de segunda mano

Tal y como constata el Consejo General del Notariado, la compraventa de viviendas en marzo se desplomó un 37,5% en tasa interanual, hasta las 32.332 transacciones. Sin embargo, el precio logró mantenerse, al registrar leves caídas. 

El confinamiento de los ciudadanos pasó factura a todas las categorías de vivienda, con descensos similares. En el caso de los pisos nuevos la caída fue del 37,5%, mientras que en los de segunda mano el descenso fue también pronunciado (un 37,4%) al igual que en las viviendas unifamiliares (35,8%).

El precio resiste

No obstante, los precios logran aguantar. Así, los precios del metro cuadrado de las casas bajaron en marzo un 2,2% interanual hasta situarse en los 1.396 euros el metro cuadrado.

El precio por metro cuadrado de los pisos de segunda mano cayó un 2% (1.544 euros el metro cuadrado). Pero en esta evolución, resistieron peor el precio de los pisos nuevos, que se redujo un 10,5% (2.069 euros).

Caen también los préstamos

Como es lógico, la reducción del número de transacciones se reflejó también en la firma de nuevos préstamos hipotecarios, que registró una caída del 29,8% en comparación con el mismo mes de 2019.

En total se firmaron 25.163 préstamos. En tasa interanual también descendieron los préstamos hipotecarios a doble dígito. En concreto un 28,2% hasta los 19.720 nuevos créditos.

¿Qué más leer?

La compraventa de vivienda se desinfla antes del impacto del coronavirus

En este dato se incluyen la concesión de préstamos para la adquisición de una vivienda (28%) como al descenso de los préstamos hipotecarios para la adquisición de otros inmuebles (30,8%).

No obstante, la cuantía promedio de estos préstamos fue de 178.140 euros, lo que supuso un incremento del 3,8% en tasa interanual.

Ralentización del sector

Este parón de las operaciones llega en un momento de ralentización del sector inmobiliario puesto que en enero y febrero la compraventa de viviendas ya cayó en tasa interanual un 5,2 % y un 4,5 %, respectivamente, según los notarios.

Este parón también lo confirma el Instituto  Nacional de Estadística, tanto en operaciones como en el precio de la vivienda. Incluso antes de que se declarara el estado de alarma el sector estaba sufriendo un suave ajuste.

Así, el precio de la vivienda terminó 2019 con una subida del 3,6%. Sin embargo, se trata de la menor registrada desde 2015, mientras que durante los tres primeros meses de año apenas creció un 0,6% en relación con el último trimestre de 2019, mientras que en febrero, la cifra se anotó una bajada del 0,1%.

En total, un mes antes del estallido de la pandemia del coronavirus, en febrero se vendieron 44.104 viviendas en España, de las cuales 35.220 eran de segunda mano, el 80,1% del total y un 0,1% más que un año antes, en tanto que 8.784 eran nuevas, casi un 20 % de la cifra total y un 0,2% más.

Según los datos del INE, la compraventa de viviendas creció en cinco de los últimos doce meses.

En conjunto, en los dos primeros meses del año la compraventa de viviendas se redujo un 1,3%, sobretodo la de vivienda nueva, que bajó un 4,5%, en tanto que la usada descendió un 0,6%.

La tasa de la vivienda nueva alcanza el 5,3%, 1,3 puntos por debajo de la registrada el trimestre anterior. Por su parte, la variación anual de la vivienda de segunda mano baja un punto, hasta el 3,4%.

La pandemia impactará en el precio de la vivienda

A final de año, Moody´s señaló que el precio de la vivienda iba a subir un 5,5% en 2020, con lo que registraría la mayor subida del precio de los pisos en toda Europa. La agencia de calificación se desmarca, así, de otras previsiones mucho más modestas como es el caso de Funcas. 

Sin embargo, estas previsiones se hicieron antes de que se declarara el estado de alarma y que el coronavirus provocara una crisis mundial. En ese sentido, los principles analistas señalaban que la vivienda en España subiría el 3%.

Lo cierto es que un parón de las operaciones junto a una mayor oferta podría tensionar el precio. Además, se espera que mientras que España no vuelva a la nueva normalidad las operaciones seguirán a la baja (la media de operaciones se situó en los años precedentes en 50.000 operaciones según las últimas estadísticas)





 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.