2022 traerá más visados de obra nueva y menos compraventa de viviendas

Caixabank augura que se venderán menos inmuebles en 2022, pero se concederán más visados de obra nueva

El mercado de los inmuebles se vio igual de afectado que muchos otros sectores durante la pandemia, pero firmó un 2021 de lenta recuperación en el que asumió un rol de escudo contra la inflación.

De cara a 2022, las previsiones apuntan a una estabilización del sector inmobiliario que traiga una mayor cantidad de visados de obra nueva y una cantidad levemente inferior de operaciones de compraventa.

Publicidad

El informe sectorial del mercado inmobiliario realizado por Caixabank Research espera que se produzcan alrededor de 505.000 operaciones de compraventa de inmuebles en 2022, año en que también estima que se concederán unos 110.000 visados de obra nueva.

Menos compraventa de inmuebles, a mayor precio

Caixabank señala en su informe que la actividad económica en torno al sector inmobiliario fue recuperándose progresivamente gracias al avance de la vacunación y la efectividad de las medidas implementadas para mitigar el impacto económico y social de la pandemia, augurando que esta trayectoria positiva se afianzará en 2022.

En este contexto de recuperación económica, el departamento de análisis de la entidad financiera calcula que 2021 se cerró con 545.000 compraventas; una cifra que estuvo impulsada sobre todo gracias a la demanda embalsada y al ahorro "forzoso" acumulado durante los meses de confinamiento y fuertes restricciones de movilidad.

Publicidad

Y ante la pérdida de intensidad de estos factores temporales que han reactivado el mercado en 2021, Caixabank espera "una moderación de la demanda hacia cotas similares a las de antes de la pandemia, levemente por encima de las 500.000 transacciones anuales".

Publicidad

La buena noticia para los vendedores de inmuebles, no obstante, es que el análisis del banco pronostica un encarecimiento medio del 4 por ciento en el precio de la vivienda en su valor de tasación.

La escasez de materias y la falta de oferta impulsan el precio

Los motivos esgrimidos para predecir este aumento en el valor de la vivienda son que la oferta de inmuebles se encuentra más rezagada que la demanda, provocando un desajuste que se ha traducido en un repunte de precios, especialmente de obra nueva.

Desde Caixabank se esgrime que este incremento puede prolongarse durante los próximos trimestres "como consecuencia del encarecimiento de los costes de construcción y la escasez de ciertos materiales, ligado a los cuellos de botella en las cadenas de suministros globales".

Las condiciones de financiación favorables mantenidas durante la pandemia también se extenderán durante el 2022, una vez el Banco Central Europeo ha confirmado que mantendrá los tipos de interés a lo largo del año, apoyando la inversión inmobiliaria.

Sin embargo, exponen desde Caixabank, a medida que la nueva oferta se vaya incorporando al mercado y se disipen las tensiones sobre el abastecimiento de determinadas materias primas, los precios a medio plazo "deberían volver a una senda de crecimiento más acorde con la evolución de la renta de las familias".

Publicidad

"A medio plazo, teniendo en cuenta la ausencia de desequilibrios estructurales en los principales determinantes tanto de demanda como de oferta, no esperamos que los precios entren en una espiral alcista preocupante", detalla el informe del sector realizado por la entidad financiera.

La obra nueva contribuirá a mejorar la oferta

En este anticipado equilibrio de fuerzas entre la oferta y la demanda existentes tendrá mucho que decir la construcción de nuevas viviendas, que en 2021 llegó a niveles similares a los de 2019.

Entre enero y septiembre del año pasado, los visados de obra nueva se quedaron tan solo un 3,9 por ciento por debajo de 2019, datos con los que Caixabank vaticina que en España se habrá alcanzado la concesión de 105.000 visados en todo 2021.

El banco apunta, además, a un incremento de esta cifra en 2022 hasta los 110.000 visados de obra nueva que de continuidad a la recuperación gradual de la actividad.

Publicidad

"Las perspectivas de medio y largo plazo para la oferta siguen siendo favorables, teniendo en cuenta la fortaleza de los factores que impulsan la demanda y el efecto dinamizador de la llegada de los fondos de reconstrucción europeos NGEU" explican desde Caixabank, añadiendo también que, en el ámbito de la vivienda, estos fondos irán destinados a la rehabilitación, en consonancia con "los ambiciosos objetivos medioambientales que vertebran su instrumentalización".

En portada
Publicidad
Noticias de