Turquía recorta el 19% del beneficio que BBVA presentó para el primer trimestre

BBVA recorta en 324M€ el beneficio declarado por el grupo en el primer trimestre del año tras adaptar la contabilidad a la elevadísima inflación de Turquía, que supera el 70% interanual

BBVA vuelve a copar los titulares de la prensa por el impacto negativo de su negocio en Turquía. En esta ocasión, la entidad ha informado de que la hiperinflación que vive el país (y que supera nada menos que el 70 por ciento) supondrá un mordisco de 324 millones de euros al beneficio declarado en el primer trimestre del año (equivalente a un 19 por ciento del beneficio neto registrado en ese tiempo). 

Este recorte de los beneficios ya declarados se ha producido como resultado de la decisión de BBVA de aplicar la contabilidad hiperinflacionaria para mostrar los estados financieros en términos reales. Se ha adoptado esta medida con efectos desde el 1 de enero de este año, según una nota que la entidad envió a la CNMV este martes. 

Publicidad

En realidad, este movimiento podría interpretarse como un ejercicio de transparencia pero, por el contrario, ha sido acogido con frialdad por parte de los mercados, como sucede cada vez que reciben alguna noticia negativa proveniente del negocio turco de BBVA. 

El mercado es muy sensible a las malas noticias que vienen de Turquía 

“A pesar de la mejora en capital que supone aplicar la contabilidad hiperinflacionaria, consideramos que el mercado no recogerá bien la noticia dada la sensibilidad de la cotización a las noticias relativas a Turquía”, explicaban los analistas de Renta 4, en un informe publicado antes de la apertura del mercado. 

Y no es equivocaban pues el valor se dejaba más de un 1,5 por ciento de su capitalización este miércoles, lo que dejaba el balance de lo que va de año en un retroceso del 17 por ciento. 

Este mal comportamiento de BBVA contrasta con las subidas del 42,8 por ciento que se anota en el mismo plazo Caixabank; la revalorización del 32,7 por ciento que registra Sabadell en 2022; el alza del 31 por ciento que suma Bankinter este año e, incluso, las pérdidas del 6,7 por ciento que vive el Banco Santander hasta el 29 de junio. 

Publicidad
Publicidad

El comportamiento de BBVA en bolsa contrasta con el de los bancos domésticos  

Y es que los inversores han premiado la exposición doméstica de las primeras entidades, mientras que han castigado el negocio en los países emergentes de Santander y BBVA. 

Así, en el caso de la noticia aparecida este miércoles, el mercado se ha quedado con el impacto negativo de la decisión en el beneficio neto del grupo pero no ha tenido en cuenta el "impacto positivo en el capital de 19 puntos básicos en el CET 1 “fully loaded” (el de máxima calidad para absorber potenciales pérdidas), principalmente derivado de la revalorización de los activos no monetarios y bonos ligados a la inflación (CPI Linkers), que se situaría a cierre del primer trimestre de 2022 en el 12,89 por ciento pro-forma", apunta el informe de Renta 4 

Tampoco se ha tenido en cuenta de que, a pesar de aplicar la contabilidad hiperinflacionaria, BBVA mantiene sin cambios los objetivos financieros del grupo a 2024, como un ratio de eficiencia en el 42 por ciento.  

En ese sentido, Renta 4 mantiene su recomendación de sobreponderar con un precio objetivo de 6,91 euros por acción. 

La contribución de Turquía a los resultados del grupo en 2022 será inmaterial 

En todo caso, no es de extrañar que el mercado acoja de mala gana el daño que la filial turca hace en BBVA, máxime si tenemos en cuenta que la aplicación de la contabilidad hiperinflacionaria hará que la contribución de Turquía a los resultados del grupo sea inmaterial en 2022. 

“En Turquía, el impacto en margen de intereses del primer trimestre es de menos 209 millones de euros (un 30 por ciento del margen de intereses reportado en ese plazo), menos 316 millones de euros en “otros ingresos y gastos”, así como mayores impuestos y menor resultado atribuido a la minoría. En conjunto, el efecto sobre el beneficio neto de esta división supone registrar una pérdida de 75 millones de euros en el trimestre (respecto a las ganancias de 256 millones inicialmente reportadas)”, dice el documento de Renta 4.  

Publicidad

Esto también es una mala noticia para Rafael Moreno, de Bankinter: “Es un ajuste contable esperado porque la Inflación en Turquía supera el 70 por ciento. A efectos prácticos, Turquía no aportará nada al beneficio neto del grupo en 2022 (frente a un 13 por ciento de aportación en el ejercicio anterior) y es una mala noticia que impacta negativamente en la cotización”, dice. 

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de