Telefónica pasa el rodillo de los dividendos entre las grandes telecos europeas

Telefónica descuenta la mayor rentabilidad por dividendo entre las grandes telecos europeas. Roza soportes críticos desde los que podría incubar el rebote

La apuesta de Telefónica por los dividendos es uno de los principales reclamos con los que la multinacional exhibe músculo ante los inversores. De hecho, la rentabilidad por dividendo esperada para los próximos doce meses es la mayor entre las grandes telecos europeas.

En concreto, Telefónica descuenta una rentabilidad por dividendo del 7,2 por ciento, la misma que la francesa Orange, según el consenso de analistas de Bloomberg.

Publicidad

Por debajo de este porcentaje se colocan los principales gigantes europeos del sectorial de telecomunicaciones. Es el caso de Vodafone (6,7 por ciento), BT Group (5,16 por ciento), Swisscom (4,28 por ciento), Deutsche Telekom (4,05 por ciento) y Telecom Italia (0,98 por ciento).

Para Telefónica, que ha visto como la fiebre compradora se ha desvanecido en las últimas sesiones, contar con un dividendo top es una red de seguridad frente a sus comparables europeos.

Aun así, las acciones de la operadora consiguieron mantenerse por encima de los 4 euros y han aguantado soportes en un mes de agosto especialmente hostil con las grandes cotizadas del IBEX 35.

El debate sobre el dividendo de Telefónica

Para Telefónica no son malas noticias, teniendo en cuenta que agosto comenzó con un encendido debate sobre la sostenibilidad de su dividendo y con una presentación de resultados que dejó algunas dudas en el mercado.

Los recortes de remuneración “más frecuentes de Telefónica en relación a sus pares” probablemente “explican las dudas respecto a la sostenibilidad de sus pagos”, apuntaron los economistas de Bloomberg Intelligence.

Publicidad

En concreto, la compañía recortó el dividendo en 2021 desde 0,4 a 0,3 euros, mientras que en 2016 aplicó una rebaja desde 0,75 euros hasta 0,55 euros.

Publicidad

Es cierto que Telefónica ha perdido algo de fuelle en el parqué, pero el consenso de analistas todavía estima un potencial de rebote del 18,5 por ciento.

Aunque haya menos catalizadores, “la elevada y sostenible rentabilidad por dividendo mantiene el atractivo del valor”, reconocieron los analistas de Bankinter.

Preocupaciones injustificadas

A favor del grupo juega el hecho de haber cambiado recientemente el dividendo en especie (script) por la remuneración en efectivo. Es una decisión relevante para atraer a los pequeños accionistas y un mensaje subliminal para el mercado: hay caja para sostener los pagos.

El consenso de mercado espera que Telefónica mantenga un dividendo ordinario en torno a los 0,3 euros por acción, justo lo anunciado en la última presentación de resultados.

Publicidad

Estos pagos consumirán el 45 por ciento del flujo de caja libre, que es la principal variable para determinar el dividendo. Junto con la reducción de la deuda financiera neta hasta los 28.817 millones de euros, parece difícil pensar que el grupo tenga problemas para mantener el dividendo.

“Los temores sobre la sostenibilidad de los pagos por dividendos de Telefónica nos parecen injustificados”, dijeron los economistas de Bloomberg Intelligence. La constante generación de flujo de caja, con cierto potencial alcista a medio plazo, hace que las amenazas sean muy limitadas.

En la misma línea, Juan Peña, analista en GVC Gaesco, dijo a finanzas.com que no ve ninguna razón por la que el dividendo de Telefónica no vaya a ser sostenible.

Publicidad

Telefónica mantiene soportes

Desde el punto de vista técnico, la cotización de Telefónica perdió algo de impulso, pero “todavía bate con holgura la rentabilidad del IBEX 35”, explicó José Luis Herrera, analista en Banco de Inversión Global (BIG).

El valor está corrigiendo el impulso alcista anterior y cotiza sobre los 4,1 euros. Este nivel corresponde al retroceso del 61,8 por ciento de Fibonacci del tramo correctivo, por lo que “no es descartable un rebote desde este nivel más o menos sostenido”, añadió Herrera.

La situación de fuerte sobreventa que muestran osciladores como el estocástico podría apoyar esta posibilidad, en cuyo caso se encontraría con un primer nivel de resistencia en los 4,3 euros.

El escenario contrario, si no puede con los 4,1 euros al cierre, podría suponer que Telefónica se descolgara de nuevo y buscara apoyo en la zona de los 3,6 euros, recalcó Herrera.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

Publicidad
En portada

Noticias de